El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte.

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte.

Actualidad

El presidente filipino visita a las tropas que combaten para liberar Marawi

Duterte felicitó al ejército y comentó que la victoria se encuentra "en la recta final", según la cadena de televisión ABS-CBN.

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, efectuó este lunes una visita a las tropas que combaten para liberar a la ciudad de Mawari de los seguidores del yihadista Estado Islámico (EI) que se alzaron en armas en esa población del sur del país en mayo pasado.

Duterte felicitó al ejército y comentó que la victoria se encuentra "en la recta final", según la cadena de televisión ABS-CBN.

La visita del mandatario a Marawi, la cuarta que realiza desde el comienzo del conflicto, se produjo al día siguiente de una operación militar que logró recuperar 23 edificios, incluido uno de cinco pisos.

Las Fuerzas Armadas de Filipinas insisten desde hace unas semanas en que la "ocupación" de Marawi por los yihadistas ha entrado en su fase final, pero sin ofrecer una fecha para la victoria en un conflicto que ha causado 843 muertos (653 rebeldes, 145 soldados y 45 civiles) y 600.000 desplazados.

Yihadistas filipinos y extranjeros liderados por el grupo local Maute, aliado del EI, se levantaron en armas en Marawi, la capital de la provincia de Lanao del Sur, el pasado 23 de mayo.

Los insurgentes capturaron rehenes, quemaron varios edificios gubernamentales y desfilaron por las calles de la población con banderas del EI.

Ese mismo día, Duterte declaró la ley marcial en la región y ordenó a los militares liberar la ciudad.

Los hermanos Abdulá y Omar Maute fundaron la banda en 2012 en Lanao del Sur y tres años después anunciaron su afiliación al EI.

Abdulá ha muerto durante la ocupación, pero Omar sigue escondido en Marawi, en un espacio cada vez más reducido, con entre "40 y 50" combatientes y entre "20 y 30" civiles de rehenes, según las Fuerzas Armadas filipinas.