Youtube

Un inquietante taller de carne sintética: así se fabrican las muñecas de silicona

En la jungla. Un vídeo con más de dos millones de visitas muestra como nunca antes las 'entrañas' de un factoría de juguetes sexuales.

Algunos moldes de muñecas colgados en la factoría de RealDoll.

Algunos moldes de muñecas colgados en la factoría de RealDoll. YouTube

  1. Youtube
  2. Sexo
  3. Redes sociales
  4. Juguetes

¿Recuerdan Eduardo Manostijeras? Hay una secuencia justo al principio de la película de Tim Burton en la que el padre del personaje interpretado por Johnny Depp le descubre unas manos hechas con un extraño material que había creado para él. En medio de un ambiente inquietante, el padre muere en ese preciso momento, dejando su creación finalmente inacabada.

Salvando las distancias, la atmósfera que envuelve a una fábrica de muñecas de silicona y juguetes sexuales se asemeja bastante a la que se envuelve la película. Un tétrico vídeo, que cuenta con más de dos millones y medio de reproducciones en apenas una semana, revela cómo la industria del sexo fabrica uno de sus productos estrella. Para ello, los creadores del canal de YouTube Super Deluxe se han desplazado hasta una de las que la compañía RealDoll, una de las más importantes del mundo, tiene en San Marcos (California).

El proceso de creación de las muñecas de silicona es todo un arte. La virtud de estos productos, que robotizados pueden llegan a alcanzar los 30.000 euros en el mercado, radica en su verosimilitud. Cuanto más se asemejen con la realidad y más funciones tengan, mayor es su precio. Los compradores pueden llegar a personalizarlas, eligiendo desde el color de los ojos o la piel hasta el tamaño o la ropa.

Así, con una macabra música sonando de fondo, Super Deluxe consigue convertir el taller de RealDoll en una macabra fábrica de androides sexuales. El pesaje de la silicona, el secado de los modelos o la articulación de las extremidades se convierte en un proceso casi artesanal. Tras ello, decenas de cuerpos desnudos, aún sin facciones, son colgados del techo para su secado, como si de maniquíes se tratase. 

Una vez diseñadas, el siguiente paso es detallar cada uno de los rasgos para que se asemejen lo máximo posible a una persona de carne y hueso. Además, se muestra cómo diseñan sus bocas, les pintan las uñas, perfilan sus labios o rizan sus pestañas. Todo ello para alcanzar la perfección hiperrealista. Al final del vídeo, se puede ver un mensaje que acompaña al juguete dentro de la caja: "Si existe algún daño en su muñeca debido al envío, puedes devolverla en un plazo de 48 horas".