LA NUEVA LEGISLATURA

El Gobierno en minoría recibe una doble bofetada en la primera semana de actividad parlamentaria

El Congreso paraliza la LOMCE. En la votación de la Comisión de Exteriores, el PP tendrá que meter a calzador a Fernández Díaz con los votos en blanco de PSOE y Cs.

Fernández Díaz y Margallo este martes en el Congreso

Fernández Díaz y Margallo este martes en el Congreso

  1. Mariano Rajoy Brey
  2. Podemos
  3. Congreso de los Diputados
  4. LOMCE
  5. PSOE
  6. Jorge Fernández Díaz
  7. Ciudadanos

El Parlamento se hace fuerte frente al Gobierno en minoría. En la primera semana de actividad real de en el Congreso de los Diputados desde que Mariano Rajoy logró formar su Gobierno de minoría mayoritaria, el PP ha probado el amargo sabor de la derrota en pleno y ha constatado la creciente dificultad para premiar a personajes polémicos como el ministro reprobado Jorge Fernández Díaz.

El ex ministro está a punto de hacerse este miércoles con la presidencia de la Comisión de Exteriores, que incluye 1.500 euros más de sueldo mensual, coche oficial, secretaria y despacho con maderas nobles. Este miércoles, en lo que antes era una votación plúmbea, el PP tendrá que meter a Fernández Díaz con calzador gracias a los votos en blanco de PSOE y de Cs.

Primera derrota parlamentaria

La primera derrota parlamentaria ha ocurrido este martes en el primer pleno desde la formación del Ejecutivo: PSOE, Podemos, Ciudadanos, catalanes y vascos (ERC, PNV y PDC), con 208 votos frente a 133 y dos abstenciones, han dado la puntilla a la denostada Ley Orgánica para la Mejora Educativa (LOMCE, aprobada por José Ignacio Wert cuando el PP tenía mayoría absoluta).

En realidad, la proposición del ley presentada por el grupo socialista para “suspender el calendario de implantación” de la polémica LOMCE sólo es el inicio de un trámite que durará meses. Además, el acuerdo de investidura de Cs con el PP deja sin efecto los exámenes finales o reválidas hasta que se consensúe un Pacto Nacional de Educación, como anunció Rajoy en su discurso del 29 de octubre. “Ha sido un gesto de cara a la galería”, explicaba un diputado del PP, que ha intentado evitar la imagen de derrota aduciendo que no tiene sentido tramitar la paralización en el Congreso al mismo tiempo que se negocia un pacto en la subcomisión de Educación que está a punto de constituirse.

Pero ha ocurrido: lo que aprobó un Gobierno de mayoría absoluta ha sido tumbado por el Parlamento. A primeros de diciembre, el Ejecutivo de Rajoy aprobará un decreto ley que suspende de manera inmediata los efectos académicos de las evaluaciones finales de Eso y Bachillerato. Políticamente, el valor es indudable: se trata de la primera vez en la que se pone en cuestión por mayoría absoluta en la Cámara una norma aprobada por un Gobierno con mayoría absoluta. En España, políticamente, las tornas han cambiado.

Todos contra Fernández Díaz

Este miércoles, PSOE y Ciudadanos se bajan relativamente del carro de la oposición mayoritaria y votarán en blanco para permitir la elección de Fernández Díaz al frente de la Comisión de Exteriores. Sólo Podemos presentará un candidato alternativo- Pablo Bustinduy- para sustituir al ex ministro del Interior. Pero ningún grupo está satisfecho con su nombramiento, sobre todo cuando está a punto de abrirse la comisión de investigación sobre la llamada Operación Cataluña: las conversaciones filtradas a Público mostraron el deseo de Fernández Díaz de atacar usando medios del Estado a rivales políticos.

“Fernández Díaz estará a cargo de la diplomacia parlamentaria, representará a España en muchos actos institucionales en el exterior, y no es de recibo que lo haga una persona que carga con esa mancha”, a juzgar por un diputado socialista que va a votar en blanco por compromiso institucional pero que entiende que el PP “se lo debería de pensar”.