Cataluña

Artur Mas: "Si nos condenan, iremos hasta el final, iremos hasta Estrasburgo"

El líder nacionalista catalán procesado por la consultas del 9-N mantiene su desafío soberanista en una conferencia en Madrid.

Artur Mas en un acto reciente.

Artur Mas en un acto reciente. Agencia EFE

  1. Artur Mas
  2. Cataluña
  3. Desafío soberanista
  4. Estrasburgo

Había expectación por lo que el expresidente de la Generalitat, Artur Mas, pudiera decir tras su procesamiento por la consulta ilegal del 9-N. El representante del Partit Demócrata Catalá incidió en que su partido irá hasta el final con el proceso soberanista y con todas las consecuencias. “Si nos condenan, iremos hasta el final, iremos hasta Estrasburgo”.

“No vamos a renunciar al reférendum, pero no por mantenernos en una posición cerrada y monolítica, sino porque no podemos renunciar al único instrumento legal que tenemos. ¿Por qué renunciar a él”. En estos términos se ha referido Artur Mas ante un salón lleno de empresarios e importantes personalidades de la vida política española. Asimismo, el ex presidente de la Generalitat ha criticado la a su juicio poca altura de miras y la falta de atención que Cataluña recibe por parte del “estado español”. “Cataluña siempre ha tenido un proyecto para España, pero España nunca ha tenido un proyecto para Cataluña”.

Arropado por José Montilla y otros compañeros del mundo de la política catalana, Artur Mas ha querido después restar importancia a los procesos legales que se han abierto en torno a él y otros representantes de su partido, atribuyendo la responsabilidad de que el procés continúe a la voluntad de los catalanes. “No me creo las amenazas de que esto va a acabar como el rosario de la aurora. La continuidad de este proyecto depende de la voluntad de muchos catalanes de seguirlo. Y un escenario perjudicial para Cataluña será perjudicial para España y perjudicial para Europa.

Sentencia del TC

El líder de la antigua CiU ha querido insistir en las consecuenncias de las decisiones tomadas por el Tribunal Constitucional. “Políticamente, la mitad de los votantes catalanes está hoy fuera de la Constitución. Nos han puesto una línea delante. Legalmente estamos dentro, pero políticamente estamos fuera”. Mas se ha justificado diciendo que su partido solo ha “intentado canalizar esta expresión democrática del pueblo catalán”. España, a su juicio, ha intentado “desprestigiar a los líderes nacionalistas a base de manipulaciones y engaños”.

El ‘expresident’ lamentó que el gobierno de España haya tratado de “inhabilitar a políticos e instituciones catalanas” para tratar de finiquitar el conflicto en los tribunales. “En vez de un proyecto para Catalunya se montó la ‘Operación Cataluña’ para destruir, para desprestigiar”.

Mas realizó una extensa disertación tras varias semanas de silencio en la que abordó los asuntos de primera actualidad política: la crisis de gobernabilidad de España, el estado de la población catalana, de las instituciones catalanas… En ese aspecto, Artur Mas volvió a insistir, como antaño, en que la voluntad de diálogo está ahí, es plausible y abierta, presta a ser escuchada. “La voluntad de diálogo del Govern de Cataluña no es postureo. Va en serio. Además, no nos engañemos. No pueden evitar una movilización pacífica y muy potente de la sociedad catalana”.

Gobernabilidad de España

Quedan muy pocos días para que expire el plazo de elección de un Presidente del Gobierno en España. La situación es compleja desde hace casi un año. Para Artur Mas la opción que más probabilidades tiene en estos momentos de ascender al ejecutivo, el PP de Mariano Rajoy, no es la opción que más le satisface. El político catalán reveló cuál habría sido su gobierno predilecto, al señalar que solo un gobierno de PSOE y Podemos sería el idóneo en un momento como el que ahora se vive en España. “ Nos habría gustado, sin duda, un cambio de gobierno. Nos habría gustado un cambio de gobierrno, un gobierno entre el PSOE y Podemos porque habría supuesto un cambio de clima político”.

Mas también se refirió al ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, uno de los que todavía no tienen garantizada su continuidad al frente de su cartera. “Así como creo que habrá presidente del Gobierno la semana que viene, pienso que el ministro del Interior no debería llegar a la semana que viene”.