Aragón

La Ciudad del Motor de Alcañiz, amenazada por su pésima gestión

Un informe de la Cámara de Cuentas de Aragón certifica deficiencias en la gestión y pérdidas millonarias.

El circuito de Alcañiz puede estar a punto de cerrarse

El circuito de Alcañiz puede estar a punto de cerrarse

  1. Aragón
  2. Alcañiz
  3. Teruel (Provincia)

La Ciudad del Motor de Alcañiz se encuentra en el momento más crítico desde que comenzó su rodaje hace quince años. Se trata de un macrocomplejo situado en el corazón de la comarca del Bajo Aragón (Teruel) que acoge decenas de pruebas automovilísticas a nivel mundial durante todo el año. Sin embargo, un reciente informe de la Cámara de Cuentas de Aragón ensombrece su gestión.

Su imagen, engrandecida a veces por valoraciones políticas e interesadas y otras por reconocimientos internacionales de prestigio, sale claramente perjudicada con este informe.

MOTORLAND, EN EL DISPARADERO

El último informe de fiscalización de la Ciudad del Motor (Motorland) realizado por la Cámara de Cuentas de Aragón ha supuesto un mazazo en la sociedad pública.

El organismo afirma en un detallado análisis de los ejercicios 2013 y 2014 que hay "una debilidad muy significativa del control interno de la sociedad". Están en cuestión la gestión económico-financiera, las contrataciones de personal y de servicios, los retornos en el territorio de las inversiones, el funcionamiento interno, las fuentes de financiación y el plan de negocio, entre otras cuestiones.

La Cámara de Cuentas considera que hay una falta de justificación en los gastos o retribuciones realizadas por la empresa, pagos realizados en los que no se identifica la firma del ordenante, contratos superiores a 18.000 euros para los que no existe expediente de contratación, ausencia de criterios de reparto de invitaciones para el Gran Premio de MotoGP - se repartieron entre 2013 y 2014 casi 7.000 entradas valoradas en más de 378.000 euros.

La Cámara de Cuentas evidencia cambios en los criterios de contabilidad de algunos costes entre los ejercicios 2013 y 2014 o que los ingresos por la recaudación de la venta de entradas de Moto GP no quedan reflejados como ingreso en ninguna partida.

EL RESCATE ANUAL DE UNA SOCIEDAD PÚBLICA HUNDIDA

Antonio Laguarta, presidente de la Cámara de Cuentas de Aragón - Cortes de Aragón

Antonio Laguarta, presidente de la Cámara de Cuentas de Aragón - Cortes de Aragón

En el año 2014, Motorland perdió 7.9 millones de euros. Las pérdidas de 2014 aumentan al eliminar el efecto de las subvenciones públicas a 12,8 millones de euros.

El organismo fiscalizador advierte de que "el elevado importe de las pérdidas de los ejercicios 2013 y 2014 duplica la cifra de negocio, que fue de 4,7 millones de euros en ambos ejercicios", de ahí que matice que "la supervivencia" de la empresa pública "depende de las aportaciones de sus accionistas". 

El dictamen destaca el estudio de impacto económico del Gran Premio de Aragón de Moto GP realizado por la Cámara de Comercio de Teruel en el año 2010 y que le fue aportado al órgano fiscalizador para justificar los retornos que la actividad del circuito genera en el Bajo Aragón. Este estudio, según la Cámara de Cuentas, "adolece de numerosas y relevantes incorrecciones que sobreestiman el impacto económico, por lo que no se puede considerar representativo de la realidad". El análisis de la Cámara de Comercio queda en entredicho al considerar desde el organismo fiscalizador "prioritario" la realización de un estudio de impacto "más riguroso y detallado”.

La Cámara de Cuentas justifica la necesidad de valorar con exhaustividad los retornos debido al dinero público que inyecta cada año el Gobierno de Aragón a la sociedad pública. Una inyección que cifra en 146 millones de euros desde que despegó su actividad en 2001, mientras que sus ingresos han sido de 27 millones de euros.

El informe detalla que la fuente de financiación prioritaria ha sido el Instituto Aragonés de Fomento (IAF), con aportaciones en concepto de subvenciones desde 2001 hasta el 31 de diciembre de 2014 por importe de 77 millones de euros. Según la Cámara de Cuentas, se solicitó a la Ciudad del Motor la documentación que justifique la concesión de estas ayudas, pero la sociedad pública indicó que ni existe el expediente, ni la notificación de la resolución de su concesión.

“MOTORLAND ES INSOSTENIBLE SIN FONDOS PRIVADOS”

La Consejera de Economía del Gobierno de Aragón y Presidenta de la sociedad pública Motorland, Marta Gastón, dijo recientemente que “el Gobierno nunca tuvo en cuenta los estudios económicos ahora puestos en duda por la Cámara de Cuentas para valorar el proyecto de Motorland”, e incluso afirmó que “estos estudios no son científicos" y "son mejorables".

El presidente de Aragón, Javier Lambán, considera “preocupante” la necesidad de aportar desde las arcas autonómicas diez millones de euros cada año para mantener a flote la sociedad pública. “A largo plazo es insostenible”, explicó hace pocos días en una entrevista en Cadena Ser. El presidente incidió en que el Gobierno, para resolver el futuro de Motorland, está buscando accionariado privado. “Y vamos teniendo algún éxito”, sentenció.

ALCAÑIZ, EN VILO

El municipio turolense espera con preocupación el futuro de la Ciudad del Motor tras el informe que cuestiona su viabilidad. El alcalde de Alcañiz, Juan Carlos Gracia Suso, en declaraciones a EL ESPAÑOL, considera que “se debe dar un apoyo político por parte del gobierno aragonés de manera más contundente”. De esa manera, el primer edil valora la importancia de la Ciudad del Motor y especialmente la prueba de MotoGP que se celebra cada año en el mes de septiembre. “Es fundamental el Gran Premio de MotoGP para seguir manteniendo la economía y el empleo en el Bajo Aragón”, explica.

Sin embargo, hasta la fecha, la renovación del Gran Premio de Aragón de MotoGP no ha sido firmada por el Gobierno de Aragón y la multinacional Dorna. El actual contrato se firmó en el año 2011 y finaliza este año 2016. De momento se conoce un acuerdo verbal entre el gobierno aragonés y la multinacional para una renovación hasta el año 2021, pero sin una rubrica oficial.