II República y guerra civil

El Gobierno de Aragón impone en las aulas la memoria histórica

El Ejecutivo explicará a los alumnos de 4º de la ESO y 2º de Bachiller el "golpismo" y la "represión franquista".

El presidente Lambán durante el homenaje a los brigadistas.

El presidente Lambán durante el homenaje a los brigadistas. Gobierno de Aragón

  1. PSOE
  2. Aragón
  3. Memoria Histórica
  4. Guerra civil española
  5. Franquismo

“Este tipo de gestos deberían reproducirse por doquier y además deberían impregnar las políticas públicas del Gobierno de Aragón”, sentenció el presidente aragonés, Javier Lambán (PSOE), en un homenaje a tres miembros caídos de las Brigadas Internacionales hace escasos meses en Caspe (Zaragoza).

Con ese firme compromiso, este lunes ha entrado en vigor un nuevo plan de estudios implantado por el Gobierno autonómico PSOE-Chunta Aragonesista. Un nuevo currículo educativo que remarca, entre otros aspectos, los “logros de la II República, la represión franquista y la posterior Transición”.

El objetivo de esta medida política es dar un contenido transversal a la “memoria democrática”, así bautizada por el presidente Lambán, concentrada en la asignatura de Historia en 4º de ESO y en 2º de Bachillerato.

Acceso a "un relato veraz"

Aspira el Ejecutivo aragonés a que los alumnos tengan acceso a un "relato veraz y científico" de la Segunda República, de la Guerra Civil, de la dictadura de Franco y de la posterior Transición, tal y como anunció el presidente aragonés, Javier Lambán, en otro acto de homenaje a las víctimas de la "represión franquista" celebrado en el cementerio de su municipio, Ejea de los Caballeros (Zaragoza).

El objetivo final es que los alumnos conozcan "bien" su historia, sepan de dónde vienen y así llegar "en un momento determinado a acordar un relato común de nuestro pasado", explicó Lambán. Y añadió: "Estoy absolutamente convencido de que solo sobre un relato común de nuestro pasado podremos construir un futuro común".

Uno de los estándares evaluables en este nuevo curso escolar en la asignatura de Historia de España, en segundo de Bachillerato, remarca: “Especifica y valora los costes humanos y las consecuencias económicas, políticas, sociales y humanitarias de la guerra civil y muestra memoria democrática para valorar adecuadamente el significado de la represión y el ejercicio de la violencia como armas políticas”.

La introducción de los contenidos de Memoria Histórica en 2º de Bachillerato plantea como objetivos fomentar “una visión integradora de la Historia de España”, repudiar “actitudes antidemocráticas, violentas, discriminatorias o vejatorias”, aseguran desde el Gobierno de Aragón.

Explicar "el golpismo"

En el plan de estudios de 4º de ESO, se “busca adquirir una memoria democrática del pasado, mostrándose solidario con los pueblos, grupos sociales y personas que fueron privadas de sus derechos o de los recursos económicos necesarios”, apuntan fuentes del Ejecutivo aragonés.

La asignatura también pretende explicar el significado del “golpismo” con una “actitud critica” y con la responsabilidad ante “la defensa de la libertad, los derechos humanos, los valores democráticos y la memoria histórica”. En ese mismo sentido, se incluyen “los intentos y logros democráticos” del bienio reformista de la Segunda República y la dedicación de un capítulo al contexto nacional e internacional que alentaron el golpe de Estado militar de 1936.

“Valora con memoria democrática el significado del golpismo y de la violencia asociada al levantamiento armado”, subraya uno de los objetivos evaluables en la asignatura de Historia de España.

El nuevo currículo educativo en la asignatura de Historia ha estado liderado por el director general de Planificación Educativa en la Consejería de Educación, Ricardo Almalé, y asesorado por distintos docentes del departamento de Historia de la Universidad de Zaragoza.

LA MEMORIA HISTÓRICA “IMPREGNADA”

El presidente de Aragón, Javier Lambán, explicó durante un homenaje y entierro de los restos de tres miembros de las Brigadas Internacionales que la memoria histórica centrará la mayor parte de las políticas públicas durante su mandato.

Fuentes del Gobierno de Aragón explican a EL ESPAÑOL que el objetivo a corto plazo del Ejecutivo es “impulsar y ordenar todas las políticas públicas en torno a la memoria democrática al ser un derecho ciudadano y un factor de legitimación moral de la política”.

En ese sentido, el Gobierno de Javier Lambán busca, tras actualizar el nuevo currículo educativo con la implantación de la memoria histórica en las aulas aragonesas, distintas iniciativas para la recuperación de la memoria histórica.

El próximo paso del Gobierno de Aragón, y uno de los grandes proyectos de la legislatura, será la creación de la “geografía de la memoria en Aragón”. Con el objetivo de hacer visible la memoria democrática en todo el territorio aragonés, detallan fuentes del Gobierno de Aragón, y cuyo principal estandarte sea la consolidación del pueblo viejo de Belchite, escenario de uno de los capítulos más sangrientos de la Guerra Civil.