Gobierno de Aragón

La izquierda aragonesa formaliza un acuerdo político con guiños a la política nacional

PP y Ciudadanos califican el acuerdo entre PSOE, Podemos, Chunta Aragonesista e IU como un "ataque a la democracia".

Los cuatro portavoces:  Patricia Luquin (IU), Gregorio Briz (CHA), Maru Díaz (Podemos) y Javier Sada (PSOE).

Los cuatro portavoces: Patricia Luquin (IU), Gregorio Briz (CHA), Maru Díaz (Podemos) y Javier Sada (PSOE).

  1. Aragón
  2. Podemos
  3. Chunta Aragonesista CHA
  4. IU
  5. PSOE
  6. Pablo Echenique

La escenificación del nuevo “acuerdo para el impulso de las políticas progresistas en Aragón” se ha realizado este martes en el Palacio de la Aljafería, sede de las Cortes de Aragón. Una rúbrica de los cuatro portavoces parlamentarios (PSOE, Podemos, Chunta Aragonesista e IU) que compromete a sus grupos parlamentarios a materializar nuevos acuerdos. Una imagen que no se veía desde el acuerdo de investidura del actual presidente de Aragón, Javier Lambán (PSOE). Un acuerdo de tres folios, con pocas iniciativas políticas pero con la clara intención de impulsar medidas progresistas por “el bien de la ciudadanía aragonesa”.

Un nuevo pacto después de un año convulso

Después de conseguir conformar gobierno el Partido Socialista junto a Chunta Aragonesista, con el apoyo parlamentario de Podemos e Izquierda Unida, este martes se ha suscrito un nuevo pacto político de calado. Se trata del segundo acuerdo trazado en la política aragonesa en esta legislatura con el objetivo de dar estabilidad parlamentaria al bloque progresista. Un acuerdo, que por primera vez, involucra a las cuatro fuerzas de izquierdas de manera conjunta. Tras un año “convulso” entre el Partido Socialista y Podemos y de constantes “caricias verbales”, como llegó a citar el líder de Aragón, Javier Lambán, hoy se ha querido transmitir este acuerdo para otorgar estabilidad y consenso a la mayoría parlamentaria de izquierdas en las Cortes de Aragón.

El portavoz socialista en las Cortes de Aragón, Javier Sada, encaraba la presentación de este nuevo marco de acuerdo con vehemencia y convencimiento: “El primer y único objetivo han sido los problemas de los aragoneses, aún con diferencias, ha habido estabilidad y consenso en este nuevo acuerdo”, expresaba Sada. El claro compromiso, citaba el diputado socialista, de “debatir previamente las políticas en un marco de diálogo” y llevar al parlamento autonómico los proyectos ya debatidos entre las fuerzas de izquierdas.

Los firmantes del pacto de izquierdas en el Gobierno de Aragón.

Los firmantes del pacto de izquierdas en el Gobierno de Aragón.

Resalta el compromiso llevado hasta ahora por los grupos de izquierda, “avances” que a juicio del diputado socialista “eliminaron el cementerio de Luisa Fernanda Rudi (PP) y José Ángel Biel (PAR)”.

Cree el portavoz socialista, Javier Sada, que “ahora se pacta de cara y no por debajo de la mesa” y considera que “es un acuerdo que estará vigente mucho tiempo pero la legislatura es muy larga”.

La portavoz de Podemos, Maru Díaz, iniciaba sus declaraciones evidenciando que “Podemos no deja de ser la oposición real al Gobierno del PSOE” pero, expresaba Díaz, “es un acuerdo de dialogo para tratar temas importantes para la ciudadanía”. Un espacio que desde Podemos esperan que sirva para desatascar las leyes más progresistas. Aún así, la diputada morada matiza que “no es un si a todo lo propuesto por el PSOE, sigue habiendo libertad de voto”.

La diputada de Podemos ha enfatizado cierta autocritica tras un año “convulso” con el Partido Socialista. Díaz piensa que “quizá la nueva política tenga que buscar nuevas formas” para abrir canales de comunicación y llegar a acuerdos en las Cortes de Aragón.

“Pasamos de una época convulsa, de acuerdos no bendecidos por todos, pero ahora llegamos al compromiso y a la decisión dejando atrás la especulación”, expresaba el portavoz de Chunta Aragonesista, Gregorio Briz. El socio de gobierno del PSOE, a través de su portavoz parlamentario, muestran su “satisfacción moderada” por el acuerdo aunque reconocen que “marca la mayoría parlamentaria en un perímetro de izquierdas”.

La valoración esgrimida por la única diputada de Izquierda Unida, Patricia Luquin, ha sido positiva por el entendimiento y la puesta “en valor del dialogo”.

Durante cada una de las intervenciones de los portavoces del “bloque de izquierdas” se ha querido hacer un especial énfasis en el acuerdo político desde la izquierda con critica al desencuentro político nacional. El portavoz socialista, Javier Sada, mostraba una dura critica hacia el líder del PP, Mariano Rajoy, por su “falta de acuerdos”. Al contrario, orgulloso y satisfecho, remarcaba que “la izquierda si ha sabido ponerse de acuerdo en Aragón”.

“La política es el arte de lo posible, pero en Aragón, desde la izquierda. Ya les gustaría en otros parlamentos llegar a estos acuerdos”, expresaba el diputado de Chunta Aragonesista, Gregorio Briz.

¿Qué contiene el nuevo acuerdo de izquierdas?

Expresa el texto del acuerdo “la obligación de no defraudar la confianza de los ciudadanos aragoneses”, y por eso se cita: “Debemos hacer un esfuerzo para el diálogo entre las cuatro fuerzas progresistas con representación parlamentaria en Aragón”.

Con la intención de mejorar las políticas públicas en “beneficio de la mayoría social” y con la vocación de alcanzar acuerdos, se abordará el impulso de la tramitación de leyes con incidencia social, como “la renta social básica, la pobreza energética o la emergencia social”.

Se fijarán las prioridades del futuro presupuesto de la Comunidad Autónoma y se pretende avanzar en un acuerdo para fijar los requisitos y los candidatos “a la figura del Justicia, a la Cámara de Cuentas y al Consejo Consultivo de Aragón”. La elaboración de una nueva propuesta de sistema de financiación autonómica y definir los asuntos políticos para la nueva reunión de la Comisión Bilateral Aragón-Estado.

PP y C's: "Hurtan la democracia"

Después de la comparecencia de las fuerzas progresistas tras la firma del nuevo acuerdo, era el turno de la oposición para analizar y matizar el acuerdo alcanzado. La Portavoz adjunta del PP, Marián Orós, considera que “se ha escrito el último culebrón del verano” criticando la labor del Presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, al cual considera que “se ha puesto al servicio del populismo, alimentándolo y engordándolo”. La diputada popular entiende que la izquierda aragonesa ha decidido “gobernar para ellos” y que el acuerdo firmado es la escenificación de la ruptura “de Aragón como lugar de entendimiento”, ya que a su juicio, ha dejado de serlo con un acuerdo que presenta “una alambrada de la izquierda”.

La portavoz adjunta del PP, Marián Orós.

La portavoz adjunta del PP, Marián Orós.

La portavoz de Ciudadanos, Susana Gaspar, utilizaba el mismo discurso crítico ante el acuerdo de los partidos de izquierdas. “Todo por un sillón en el sainete del verano”, matizaba su crítica. La líder de Ciudadanos en las Cortes aragonesas considera que con este acuerdo “van a hurtar el diálogo en el parlamento autonómico en un claro ataque a la democracia”, otorgando, decía Gaspar, la figura de títeres a la oposición. Creen desde el Grupo Parlamentario de Ciudadanos que se pretende mediante este acuerdo, “crear un gobierno en la sombra o un parlamento paralelo”.

A su vez, el líder del Partido Aragonés, Arturo Aliaga, se mostraba “perplejo” en la “batalla política por el liderazgo de la izquierda en Aragón”. El portavoz aragonesista entiende que es un acuerdo construido con “el cemento de la izquierda pero con mucha aluminosis”.