Operación Púnica

Se levanta el secreto de Púnica: la Guardia Civil halla comisiones en el extranjero por obras de la CAM

La documentación revela las irregularidades en la Comunidad de Madrid. Apunta la posibilidad de que un empresario pagó a la estructura externa de Granados y Marjaliza a cambio de obra pública.

Francisco Granados

Francisco Granados Efe

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha decidido levantar el secreto de sumario del 'caso Púnica' después de un año y medio desde que se detuvo al exnúmero 2 de Esperanza Aguirre, Francisco Granados, su socio David Marjaliza, y varios cargos públicos y empresarios por amañar contratos públicos.

La Guardia Civil sospecha que el empresario madrileño Carlos García Rodríguez pagó por lo menos una transferencia de 60.000 euros a una cuenta en Suiza que los investigadores sospechan se encuentra detrás Granados y Marjaliza. Se trata de una transferencia realizada por la 'offshore' Cassandra Enterprises Ltd, de la cual se encuentra como apoderado el empresario, a la cuenta Sheraton, en el BNP Paribas de Suiza, titularidad de Marjaliza y que, según la investigación, podría encontrarse detrás Granados.

Según recoge un informe de la Guardia Civil que consta en el sumario del 'caso Púnica', y al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, “del avance efectuado en el análisis del flujo de fondos enviados por la trama delictiva investigada al país helvético ha sido posible identificar a determinadas personas que habrían realizado ingresos en las cuentas suizas de ese país, entendiendo estos ingresos como "operativas de compensación".

“Esta instrucción considera que en base a la información expuesta anteriormente existen indicios que la transferencia investigada pudiera tratarse del pago de algún tipo de comisión ilegal o similar con motivo de la adjudicación de alguna obra, servicio o inmueble por parte de la Comunidad de Madrid (CAM) o Arpegio, al entorno societario de Carlos García, toda vez que ha quedado evidenciado a lo largo de la investigación la comunidad de intereses financieros entre Marjaliza y Granados en jurisdicciones opacas”, recoge el documento.

Sociedad en Islas Vírgenes Británicas

De la documentación enviada por Suiza, “se ha podido verificar cómo la transferencia de 60.000 euros recibida en una determinada cuenta bancaria de Sheraton en entidad financiera suiza BNP, cuyo beneficiario efectivo es Marjaliza, fue ordenada con fecha 12-12-2006 por parte de la mercantil Cassandra Enterprises desde la cuenta bancaria española del Barclays Bank”.

Del análisis de los movimientos de la misma, la Guardia Civil ha podido evidenciar “los escasos movimientos bancarios” que constan, únicamente se destaca el abono de una operación por importe de 63.000 euros y la posterior transferencia investigada por importe de 60.000 pocos días después.

La cuenta a nombre de Cassandra está domiciliada en las Islas Vírgenes Británicas, siendo el representante de esta empresa en España, Carlos García Rodríguez.“Se debe tener en cuenta que la operación concreta de esta transferencia diverge de las operativas evidenciadas hasta la fecha en el ámbito del ingresos de fondos en Suiza. De este modo el mayor volumen de fondos llegan a las cuentas suizas controladas por la trama en forma de presuntas "compensaciones" de capital, si bien en este caso de trata de una transferencia concreta desde una cuenta española titulada por un vehículo corporativo domiciliado en una jurisdicción offshore cuyo representante en España está relacionado al ámbito inmobiliario y/o sector de la construcción”, sostiene el informe.