Operación Púnica

Granados y su bandurria, también en Púnica

La buena relación entre el ex dirigente 'popular' y el empresario, dueño de su coche quemado, al descubierto en el sumario

Francisco Granados durante su 44 cumpleaños tocando la bandurria

Francisco Granados durante su 44 cumpleaños tocando la bandurria

El ex consejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, celebró su 44 cumpleaños rodeado de sus amigos, su mujer, y la tuna. En una foto que aparece en el sumario de la Púnica, se ve al también exalcalde de Valdemoro y exsenador tocando la bandurria junto a la tuna.

En la celebración también está Ramón Cid, el empresario propietario del coche que se encontraba en el garaje de Granados y que usaba la mujer del ex dirigente 'popular', Nieves Alarcón, y que un día apareció calcinado.

Del sumario se desprende que Cid pagó el adelanto de una casa que iban a comprar Granados y su mujer. La Guardia Civil analiza una conversación que mantiene el exnúmero tres de Esperanza Aguirre con otra persona, después de haberse reunido con Cid. El inmueble del que hablan sería según los investigadores de hecho de Granados pero no de derecho, “ya que en la parte final de la conversación Granados dice que del precio que han acordado en un principio tiene él que quitar el coste”.

Además, en esta conversación a la que se hace referencia, el exconsejero de Presidencia dice que “el que tiene intención de venderlo no tiene que tener miedo a que lo relacionen entre ellos porque la única relación que existe hasta el momento es la que ha hecho un periódico”. Esta relación se trata de la existente entre el empresario y él mismo ya que en octubre del año 2006 salió a la luz pública que su mujer un vehículo que pertenecía a una de las empresas de Cid.

“Ha quedado probado que por parte de Granados y Cid se ha tratado de ocultar mediante compraventas a terceros que el verdadero destinatario de la vivienda era el ex alcalde como ha quedado demostrado de los correos entre Nieves Alarcón en distintos periodos de tiempo cuando habiendo sido transmitido a diferentes personas continua aquella decidiendo acerca de la obra de la vivienda”.

Según un informe de la Guardia Civil, que consta en el sumario, por esta operación inmobiliaria tanto Granados como Cid habrían cometido un delito de cohecho como contraprestación por las resoluciones emitidas desde el Ayuntamiento de Valdemoro y que habrían beneficiado a las empresas de Cid. Asimismo, los agentes también observan un delito de blanqueo de capitales imputable a la mujer del ex senador así como a los que ejercen en la transmisión del bien inmueble en construcción, entre los que está de nuevo el empresario.