Acoso sexual

El comisario Villarejo, por fin ante la jueza: "No conozco a López Madrid"

El policía contradice al empresario y las pruebas que demuestran que existe una estrecha relación entre ambos.

Villarejo, con gorra y gafas, rodeado de guardaespaldas, este lunes en los Juzgados de Madrid.

Villarejo, con gorra y gafas, rodeado de guardaespaldas, este lunes en los Juzgados de Madrid. EE

El comisario de Policía José Manuel Villarejo, que logró eludir las citaciones de la jueza que investigaba la denuncia de la dermatóloga Elisa Pinto contra el empresario Javier López Madrid, ha tenido que comparecer finalmente este lunes en los Juzgados de Plaza de Castilla para prestar declaración en otra causa, la que tiene por objeto la denuncia de López Madrid contra Pinto.

Villarejo llegó a la sede judicial protegido por guardaespaldas y permaneció en el pasillo tapándose la cara todo el rato con una carpeta. La magistrada Concepción Jerez le tomó declaración como testigo porque uno de los abogados que trabaja para el comisario, Rafael Redondo, aseguró que fue él, y no Villarejo, el que acudió el 10 de diciembre de 2013 a la consulta de la doctora en compañía de López Madrid supuestamente para pedir a la mujer que dejara de acosar al yerno del contructor Juan Miguel Villar Mir.

La versión de Pinto es radicalmente opuesta. La dermatóloga reconoció en sede policial a Villarejo como el autor de un apuñalamiento que sufrió el 10 de abril de 2014, tras el cual el atacante le dijo "López Madrid [al que Pinto había denunciado por acoso sexual] quiere que cierres la boca". Según la doctora, el hombre que la apuñaló era el mismo que cuatro meses antes se había presentado en su consulta para amenazarla.

Pese a que la titular del Juzgado de Instrucción número 39, que tramitó las denuncias de Pinto, citó a Villarejo a una rueda de reconocimiento, el policía nunca se presentó y la causa se cerró el pasado marzo por falta de indicios. El archivo está recurrido por la defensa de Elisa Pinto.

Contradicciones

Siguen abiertas, por el contrario, las diligencias iniciadas tras la denuncia que Javier López Madrid interpuso como reacción a la denuncia de la dermatóloga. Aunque el empresario declaró que conoce a Villarejo y que éste le aconsejó denunciar, el comisario lo negó este lunes en su comparecencia como testigo.

El policía relató que el banquero Donato González-Sánchez, director en España de la entidad Société Générale, al que conoce porque tiene una oficina cercana a la suya en Torre Picasso, le comentó que un amigo suyo -Javier López Madrid- estaba siendo acosado por una mujer y necesitaba un abogado para ir a verla y tratar de arreglar la situación.

Villarejo le dijo entonces a Redondo que acompañara al empresario, con el que aseguró que estaba "molesto" por haberle implicado en el caso. Según el policía, ni conoce a López Madrid ni le puso en contacto con el comisario Conde para que denunciara a Pinto, en contra de lo que el yerno de Villar Mir ha declarado.

El testimonio de Villarejo sorprendió a las partes no sólo porque contradice al propio López Madrid sino también porque en el procedimiento judicial constan informes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil que constatan "relaciones estrechas" entre Villarejo y López Madrid.

En la causa consta un listado con numerosas llamadas telefónicas o mensajes entre el empresario y el policía. Éste reconoció este lunes como suyos los teléfonos a los que fue llamado por López Madrid, pero enseguida matizó que esos móviles son de su despacho y no personales.

Numerosas llamadas

Respecto a los mensajes, admitió que "alguna vez" contestaría a los de López Madrid pero como mera cortesía.

En los listados incorporados al procedimiento con las llamadas de López Madrid figuran teléfonos utilizados habitual y personalmente por el comisario a los que el empresario llamaba más de 10 veces al día.

Algunas de las llamadas coinciden con fechas clave, como la de la visita a la clínica de Pinto. Ese día López Madrid y Villarejo hablaron cuatro veces por el móvil.