PP Partido Popular

Bárcenas pierde la batalla contra la gerente y la jefa de personal del PP

El juez archiva las diligencias por no existir ni falsedad documental ni intento de engañar a los jueces.

Bárcenas a su llegada a los juzgados de Plaza de Castilla de Madrid

Bárcenas a su llegada a los juzgados de Plaza de Castilla de Madrid Efe

  1. PP Partido Popular
  2. Luis Bárcenas
  3. Denuncias
  4. Despidos
  5. Caso Gürtel

El juez Arturo Zamarriego, titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid, ha archivado las diligencias abiertas en enero de 2015 contra la jefa de personal del PP, Milagros Puente; el asesor jurídico, Alberto Durán, y la gerente, Carmen Navarro, por una denuncia de Luis Bárcenas, que les imputaba haber proporcionado datos falsos en un acta notarial para perjudicarle en el procedimiento judicial por su despido.

El instructor ha acogido la tesis del fiscal y del propio PP, defendido por el letrado Jesús Santos, y ha llegado a la conclusión de que la supuesta falsedad en la narración de los hechos cometida por particulares no es delictiva.

Además, el acta notarial que el PP presentó en la jurisdicción laboral para tratar de acreditar que Bárcenas nunca pidió su reingreso como empleado del partido tras cesar en el cargo de senador debido al caso Gurtel "no tuvo relevancia" en la decisión judicial, que desestimó la demanda del ex tesorero contra el Partido Popular.

La resolución de Zamarriego, conocida por EL ESPAÑOL, reproduce la sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Madrid en la que se señalaba que "ninguno de los documentos (presentados por Bárcenas) constataría que su petición de ingreso hubiera sido aceptada" por el partido.

El juez Zamarriego concluye que la presentación a los jueces de lo social del acta notarial en el que Puente aseguró que nunca firmó el recibí de una supuesta solicitud de reingreso presentada por Luis Bárcenas "no alteró el sentido del fallo" sobre el despido del ex tesorero.

El instructor descarta, así, que el PP hubiera intentado engañar con ese acta notarial a los jueces de lo laboral para que rechazaran la reclamación por despido de Bárcenas.