POR MÁS DE 1 MILLÓN DE EUROS

Hacienda cree que Arias emitió facturas "que no corresponden a servicios" para comprar casas

El actor pudo simular, según la Agencia Tributaria, trabajos para retornar su dinero no declarado por su papel en la serie 'Cuéntame'.

Imanol Arias a su salida de la Audiencia Nacional

Imanol Arias a su salida de la Audiencia Nacional

El actor Imanol Arias pudo retornar sus ingresos de 'Cuéntame', cobrados a través de una estructura opaca, a través de facturas a una sociedad particular por servicios, en opinión de Hacienda no realizados. La Agencia Tributaria cree que la sociedad 11 T'ai Creaciones, de Imanol Arias, emitió facturas "que pudieran no corresponder a servicios efectivamente realizados" por un total de 1,1 millones de euros, en cuatro años, a Leitmotif Projects AEIE. Este entramado, participado por una sociedad británica administrada por testaferros de Costa Rica, ingresó los honorarios del actor por 'Cuéntame', que en su mayoría no tributó.

En el análisis que hace la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) de la Agencia Tributaria sobre la estructura defraudatoria de Imanol Arias, y al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, se explica cómo el actor no declaró en su IRPF el importe recibido por su trabajo en la serie de televisión, en torno al millón de euros anuales. Hacienda fija en 2,1 millones de euros lo defraudado y por lo que se encuentra investigado en la causa abierta al despacho Nummaria, dedicada a la creación de estructuras defraudatorias.

"Esa ocultación al fisco de las rentas obtenidas por Manuel María Arias Domínguez se articuló a través de Leitmotif Projects AEIE, una entidad en la que formalmente el obligado tributario solo participa de manera indirecta y minoritaria, siendo ésta supuestamente controlada por una sociedad británica (Rosedale Limited), inactiva y administrada por un testaferro internacional Bernal Zamora Arce", señala el documento.

EL ESPAÑOL ya reveló que Imanol Arias estaba siendo investigado por la presunta comisión de varios delitos fiscales por defraudar a Hacienda los honorarios que cobraba de Ganga Producciones por su trabajo en la serie de TVE. Sin embargo, lo que se desconocía hasta ahora es que el artista habría retornado parte de ese dinero a su sociedad, 11 T'ai Creaciones SL, a través de facturaciones que no corresponden con trabajos reales, según Hacienda, que se habrían utilizado para comprar inmuebles.

Es una sospecha de los inspectores que tendrán que confirmar con los datos obtenidos del registro policial al despacho Nummaria, que creó la estructura opaca. Entre la documentación, deberán analizar el objeto de las facturas emitidas por la sociedad de Arias.

El 98% de los ingresos declarados por la sociedad de Imanol Arias corresponden con supuestos servicios prestados a Leitmotif Proyects AEIE. Concretamente, se ingresó 260.000 euros en 2011; 240.000 euros en 2012; 220.000 en 2013; y 402.900 euros en 2014.

Ánimo defraudatorio

Hacienda sospecha que las facturas giradas por T'ai Creaciones son simuladas dado que Leitmotif es, para los investigadores, una estructura creada con el único ánimo de defraudar a Hacienda al ingresar todo su trabajo en una agrupación que no declara en España. Imanol Arias ya tuvo una inspección fiscal, por el IRPF de 2010. En aquella ocasión, en sus alegaciones, aseguró que no es ni socio ni administrador de Leitmotif.

A juicio de la ONIF, durante la inspección tributaria de entonces se desconocía que Leitmotif era una estructura creada en torno al propio actor y sólo se valoró que las operaciones realizadas entre él y la sociedad no se habían realizado a precio de mercado.

"En nuestra opinión, a la luz del acervo probatorio adicional que se dispone, la regularización del ejercicio 2010 debería realizarse considerando que la estructura societaria analizada fue creada con el fin de ocultar a la Hacienda Pública el montante real de las rentas obtenidas por Arias en el desarrollo de su actividad como actor. Esta forma de regularización no afecta al cálculo de la cuota presuntamente defraudada, si bien, sí afecta al posible reproche penal de la conducta realizada por el obligado tributario", señala la ONIF. 

Gastos por 2,4 millones de euros

Asimismo, T'ai Creaciones S.L., de la cual Imanol Arias es administrador único y socio principal, declaró como gastos esos mismos años un total de 2,4 millones de euros, ligados a la compra de varios inmuebles. Una de ellas es una vivienda unifamiliar de 1,2 millones de euros, adquirida con un préstamo de 500.000 euros en 2014; y un solar en Tarifa (Cádiz), por 490.000 euros. Además, el artista paga el consumo eléctrico de su casa a través de esta sociedad (6.851 euros en 2014). Arias tenía en las cuentas de 11 T'ai Creaciones 225.000 euros en 2011; 658.000 euros en 2012; 406.000 euros en 2013; y 66.000 euros en 2014.

"Todo apunta a que, al menos hasta abril de 2014, 11 T'ai Creaciones SL ha sido utilizada por Arias principalmente para la adquisición de bienes de uso particular, Con objeto de financiar estas adquisiciones, 11 T'ai Creaciones emitió facturas a Leitmotif Projects que pudieran no corresponder a servicios efectivamente realizados", recoge el informe.

Leitmotif Project fue creada por el despacho Nummaria, registrado en una operación ordenada por el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno tras una querella de la Fiscalía Anticorrupción. Se trata de una Agrupación Europea de Interés Económico (AEIE), una especie de UTE a nivel europeo. En su caso, se agrupa con la británica Rosadale Limited, que representa el 80%, y ésta está a su vez administrada por testaferros.

Cobró anuncios a través de la estructura opaca

Esta agrupación obtiene, desde 2011 a 2014, 4,3 millones de euros, siendo su principal fuente de ingresos Ganga Producciones, que paga la participación del actor en la serie 'Cuéntame'. Según Hacienda, Imanol Arias también cobró a través de esta estructura opaca otros ingresos, como los anuncios de GAES, Conservas Garavilla Isabel o Aegón Seguros.

"De acuerdo con el régimen fiscal propio de las AEIEs, Leitmotif Projects no tributó por las bases imponibles declaradas, imputando el 80% de las mismas a la sociedad británica Rosedale Limited", sostiene la Agencia Tributaria. Estas agrupaciones son la unión de empresas de dentro de la Unión Europea creadas para la expansión a nivel europeo en el mercado.

Sin embargo, cada sociedad debe declarar en la Hacienda de su país sus ingresos. El problema, según los investigadores, es la falta de control de qué sociedad ha generado qué ingresos. Así, en el caso de Imanol Arias, se imputaba casi la totalidad de sus ingresos a la sociedad británica, dejando de tributar en España sus honorarios como actor.