Atentados en Bruselas

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias aplazan su negociación

Los líderes de Podemos y PSOE solo hablarán por teléfono este miércoles. C's ataca a la formación morada por no firmar el Pacto Antiyihadista, "instrumento esencial" para los socialistas.  

Los representantes de Ciudadanos, Podemos y otros partidos.

Los representantes de Ciudadanos, Podemos y otros partidos.

Las reacciones de los diferentes partidos ante los atentados terroristas perpetrados en Bruselas parecen alejar la opción de un pacto de izquierdas. Este martes desde Ciudadanos arremetían con dureza contra Podemos por no firmar el Pacto Antiyihadista. Y desde el PSOE destacaban que dicho acuerdo es "el instrumento esencial" para luchar contra el terrorismo. Tras una semana de expectación sobre su encuentro, finalmente Pedro Sánchez y Pablo Iglesias acordaban a última hora de la tarde no reunirse y solo mantener una conversación telefónica. 

La pasada semana los líderes de Podemos y PSOE retomaron su diálogo. Y se citaron para verse "antes de Semana Santa" con la intención de hablar sobre la investidura de Sánchez como presidente del Gobierno. Sin embargo, a última hora de la tarde de este martes ambos partidos anunciaban que finalmente no habrá encuentro. Sánchez e Iglesias mantendrán una conversación telefónica "tras la imposibilidad de cuadrar las agendas respectivas", según fuentes del partido morado. Este miércoles, tras dicha conversación, ambos publicarán un comunicado conjunto.

La reunión del Pacto Antiyihadista 

Durante toda la jornada, sin duda marcada por los atentados en Bruselas, las diferentes formaciones apelaron a "la unidad" frente a los terroristas. Y, de hecho, por la tarde se celebró en la sede del Ministerio del Interior una reunión del Pacto Antiyihadista a la que acudieron todos los partidos políticos. Eso sí, la única controversia del día fue que Ciudadanos atacó con dureza a Podemos por no haber suscrito el Pacto Antiyihadista. 

Tanto antes como después de la reunión, desde la formación naranja atacaban al partido liderado por Pablo Iglesias. En la sede del Ministerio del Interior, el vicesecretario general de C's, José Manuel Villegas, tachaba de "anomalía" que Podemos reciba información del Gobierno en funciones tras los atentados de Bruselas "cuando no han suscrito el pacto", después de que el diputado Rafa Mayoral estuviera presente en la Comisión de Seguimiento del Pacto Antiterrorista como "observador".

En el PSOE no quisieron entrar en esta polémica entre su actual socio, Ciudadanos, y su potencial aliado, Podemos, pero sí remarcaron su apoyo a dicho acuerdo. Meritxel Batet, portavoz de los socialistas, destaca que dicho acuerdo "es un instrumento esencial y es una mensaje claro de defensa de la libertad para reforzar las valores democráticos". Ya en el pasado, el PSOE y Podemos polemizaron por el hecho de que la formación de los círculos no firmase dicho acuerdo contra el terrorismo.  

Rivera y su mano derecha

La polémica había surgido ya por la mañana, antes de la reunión del pacto. Albert Rivera era el primer líder político en comparecer para mostrar su repulsa a los atentados de Bruselas. Tras pedir precisamente una reunión urgente del pacto antiyihadista para valorar si España debía subir el nivel de alerta terrorista, reprochó a través de un retuit de su secretario de Comunicación, Fernando de Páramo, que el Gobierno de Mariano Rajoy permitiese a Podemos estar presente en la Comisión de Seguimiento que se celebró en el Ministerio del Interior como mero observador, ya que Pablo Iglesias se resiste a firmar el pacto.

“A una reunión contra el terrorismo no se va a observar, se va a combatirlo sin complejos todos unidos, pero al Gobierno ya le parece bien...”, rezaba el mensaje que la mano derecha de Rivera puso en una red social. Además, el líder de Ciudadanos también aprovechaba su comparecencia, centrada exclusivamente en hacer una valoración sobre los atentados, para criticar que el presidente del Gobierno en funciones no haya suspendido su agenda tras los ataques.

La declaración de Rajoy

Mariano Rajoy tenía previsto un acto de partido en Ayamonte, en Huelva. Hasta el mediodía, su equipo más cercano estuvo valorando qué hacer. Finalmente se optó por no modificar la agenda, aunque se cambió el formato: el presidente del Gobierno en funciones se limitó a hacer una declaración pública desde el Ayuntamiento de la localidad condenando los graves atentados. “Es el presidente en funciones quien determina su agenda, pero a mí me parece que está todo el mundo pendiente de la masacre de Bruselas y los presidentes de las naciones europeas y los grupos parlamentarios debemos estar unidos, coordinados y reunidos para hablar de este asunto”, decía Rivera por la mañana.

En su declaración institucional a última hora de la tarde, Rajoy dejó claro que ha estado durante todo el día en “permanente contacto” con las instituciones belgas. En un tono mucho más amigable que el líder de Ciudadanos, agradeció a todos los líderes políticos la “disposición, responsabilidad y lealtad” en la unidad terrorista y se comprometió a informarles a todos puntualmente “de la evolución de los acontecimientos. El principio de la unidad de los demócratas es un principio básico para luchar y ser eficientes contra el terrorismo”.