Corridas toros

Ribó plantea corridas 'a la portuguesa' tras la manifestación protaurina

El alcalde de Valencia apuesta por un acuerdo nacional para que en los festejos no haya sacrificio.

El alcalde de Valencia saluda a un vecino en la mascletá de las Fallas

El alcalde de Valencia saluda a un vecino en la mascletá de las Fallas Efe

  1. Corridas toros
  2. Joan Ribó
  3. Compromís
  4. Valencia
  5. Tauromaquia
  6. Manifestaciones
  7. Ayuntamiento de Valencia

El alcalde de Valencia, Joan Ribó (Compromís) quiere que los festejos taurinos sean ‘a la portuguesa’, es decir, sin sacrificio al toro. Esta es la propuesta que ha hecho un día después de que unas 10.000 personas salieran a la calle en la capital de Turia para pedir respeto a ‘la fiesta’. El alcalde ha manifestado que le gustaría que hubiera un acuerdo a nivel nacional en este sentido con el objetivo de poder “conjugar” el respeto al toreo con la “erradicación del maltrato” animal.

Ribó se ha identificado en varias ocasiones como antitaurino. El programa electoral de su coalición proponía declarar a Valencia como 'ciudad libre de espectáculos con animales' y no subvencionar con dinero público del Ayuntamiento ningún acto donde se los maltratara. El programa hablaba de zoológicos, circos, ferias que “implican crueldad, maltrato y sufrimiento”. Su gobierno cuenta con una concejalía de Binestar Animal y acordó a finales del pasado año no dar licencias a los circos que utilizaran animales. En esta línea, el alcalde manifestó su voluntad para “erradicar” de las pedanías de Valencia el bou embolat (toro embolado).

Tras la multitudinaria manifestación protaurina de este domingo, el regidor, uno de los llamados ‘alcaldes del cambio’, se ha pronunciado sobre la polémica: "Me gustaría que la gente a la que le gustan los toros se planteara una posibilidad, corridas a la portuguesa, donde no se sacrifica a los toros. Creo que es una posibilidad interesante donde el aspecto artístico de los toreros se pueda conjugar con el respeto al animal".

Sin competencias

Ribó, que ha asegurado que respeta la libertad de manifestación y opinión, ha apuntado que hay países que ya celebran este tipo de corridas sin sacrificio y ha insistido en que “sería importante” que en España se llegara a un acuerdo similar. “Cada vez hay más gente que entiende que maltratar a los animales es una práctica que se debe ir erradicando de la sociedad y matar a un animal como se mata en una plaza de toros no es un ejercicio de cuidarlo”, ha añadido.

El Ayuntamiento de Valencia no tiene competencias sobre el coso de esta ciudad, que fue el epicentro de la protesta, por lo que sus palabras no pasan de ser una propuesta. Es la Diputación, presidida por el socialista Jorge Rodríguez, la que gestiona la plaza.

Desde la Diputación de Valencia no se han pronunciado aún sobre la propuesta. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig (PSPV-PSOE), preguntado por la manifestación y la propuesta de Ribó, tan solo se ha limitado a decir que es un firme partidario de la libertad de expresión y de manifestación. “Yo no soy un experto taurino”, ha dicho sobre las ‘corridas a la portuguesa’.