Nacho celebra con Cristiano y Lucas Vázquez un gol.

Nacho celebra con Cristiano y Lucas Vázquez un gol.

Derbi de Champions

Nacho, el defensa silencioso, 'bombero' blanco en el Calderón

Séptimo jugador del Real Madrid con más minutos de la temporada, su año está siendo impecable, el mejor de su carrera. Toda su vida en el club, ha cogido por fin el papel de protagonista.

Daniel Calle

Pocos hablan mal de él. Cuando va a los sitios limpia lo que otros manchan. En pocas crónicas se puede leer una mala actuación de un central sin fama, pero bueno como pocos. Nacho Fernández (Madrid, 1990) es el defensa total, aunque sin nombre. Nachos hay muchos y Fernández otros tantos y, al final, lo que llevas en la camiseta influye mucho. Así también de injusto es este deporte.

Llega el partido de vuelta de semifinales de Champions ante el Atlético (20:45 horas) y Nacho, el mejor central de los que ha tenido el Madrid este año, no jugará en su posición en el Calderón. La lógica, también la 'zidanesca', dice que jugará en el lateral derecho, ocupando el puesto que deja libre el lesionado Carvajal. Ya fue ese movimiento, por obligación, el que hizo Zidane en el encuentro de ida cuando el lateral de Leganés se lesionó. Es al fin y al cabo la ventaja de tener un jugador que vale aquí y allí.

Esa polivalencia, y más en un equipo como el Real Madrid, es el principal activo de un futbolista que trabaja (y mejora) en silencio. Pocas veces se llevó una ovación o un buen titular, nunca es el protagonista del partido, pero siempre lo hace bien. Del notable nunca baja y eso, en la noria del Bernabéu, es un éxito. Ser central, pero también valer en los laterales, es vital para un equipo como el de Zidane, que se ha visto todo el año lastrado por la defensa. "Nacho sabemos que es central, pero puede jugar en cualquier posición de la defensa y lo hace fenomenal", comentó Zidane en la rueda de prensa previa.

El séptimo con más minutos

Nacho ha jugado más esta temporada que futbolistas como los titularísimos Casemiro, Modric y Benzema. Esa versatilidad le ha llevado a ser el séptimo jugador de la plantilla que más ha jugado este año. Es verdad que se ha visto beneficiado por la plaga de lesiones, pero injusto sería decir que llegó aquí solo por eso. Sin duda, ha sido el mejor central del Madrid esta temporada, incluso por delante de Ramos si en el aspecto defensivo nos centramos.

Nacho es producto 100% blanco. A los 11 años entró en el Real Madrid y desde ahí no ha salido. Cerca estuvo de hacer las maletas el pasado verano. Y el anterior. Y motivos tenía para querer cambiar de aires, ya que contaba poco y quedaba siempre para un segundo plano sin posibilidad de llegar al primero. Pero tras una conversación con Zidane el pasado verano, decidió quedarse. "Me quede por la confianza que el míster y el club pusieron en mi", dijo en una entrevista. Tras un año brillante, asegura no que quedarse en Madrid fue "la mejor decisión. Estoy donde quiero estar y jugando mucho, que es lo importante".

Líder en el campo, y después capitán, de la mejor hornada de canteranos que ha tenido el Madrid en todo el siglo (Carvajal, Morata, Jesé, Lucas Vázquez, Joselu, Denis Cheryshev, Juanfran, Mosquera, su hermano Alex...), Nacho siempre se ha caracterizado por la discrección, algo difícil de mantener en los tiempos actuales de fenómenos de masas en los que un futbolista es el ejemplo a seguir para tantos y tantos niños. Él se ha alejado de esa forma de ser, vive en Alcalá (algo que extraña, como dice, a sus compañeros), se casó y sigue teniendo el mismo temple y zancada que cuando era más joven y ya destacaba en el Castilla.

Protagonista del sonoro rifirafe que tuvieron en 2012 Mourinho y Alberto Toril, entonces entrenador del filial, a cuenta de que el portugués lo quería como lateral en el primer equipo y Toril lo ponía de central en el Castilla, al final Nacho acabó siendo central, aunque sigue sin ser puro, ya que de vez en cuando, como previsiblemente este miércoles, juega en la banda, ya sea la derecha o la izquierda. "Mourinho me ha dado todo", dijo Nacho cuando se fue el entrenador que le hizo debutar con el primer equipo y "el que hizo mi sueño realidad".

'Bombero' de la remontada

Ante el Atlético estará Varane, ya recuperado, junto a Ramos y Marcelo. Pepe también tiene el alta, aunque, como decía Karanka, una cosa es el alta médico y otra el "alta competitivo". Ellos serán los encargados de parar el ímpetu de un Atlético que tiene que marcar cuatro goles para eliminar al Madrid. Con una buena defensa no hará falta más. En la última semana mejoró sus registros, no encajando goles ni ante el Atlético ni ante el Granada. El Madrid encadenó dos partidos seguidos sin gol en contra por primera vez desde la primera semana de enero.

No está previsto que Nacho salga como héroe del Calderón. Sería eso la muestra de que el Madrid ha tenido que sufrir mucho en un partido al que va desahogado, con un 3-0 de renta y con la tranquilidad del que tiene una renta que jamás se ha remontada en unas semifinales de Champions. Pero posiblemente tenga que ponerse el casco, ir a la misión y evitar algún fuego que otro. El Atlético, peligro, amenaza con crear.

El Real Madrid roza la tercera final europea en cuatro años. Sería la segunda consecutiva, algo no conseguido desde los tiempos de Gento. En las otras dos estuvo Nacho, sin intervención. Este año, por méritos propios, merece el papel principal.