FC Barcelona

Qué haría el Barça sin la MSN...

La contribución goleadora ajena a la de Messi, Neymar y Luis Suárez es virtualmente nula para el equipo de Luis Enrique, que sufre cuando los tres de arriba no consiguen convertir sus ocasiones.

Messi caminando sobre el césped de Balaidos.

Messi caminando sobre el césped de Balaidos. Getty Images

El conjunto de Luis Enrique promedia 2.6 goles por partido en la presente campaña. Un dato que constata la alta eficiencia goleadora del equipo azulgrana, que le sitúa con 48 puntos con un partido menos. Mientras el conjunto culé solo encaja 0.8 goles por encuentro, situando el diferencial goleador en un positivo 0.8, la gran diferencia a favor la pone el Tridente. Messi lleva 11 goles, Neymar 16 y Luis Suárez, Pichichi, con 18. Pero la increíble cifra goleadora de estos tres monstruos del balón también demuestra la poca contribución de los demás compañeros: la MSN anota más del 86% de los goles blaugranas.

En La Rosaleda, el equipo barcelonés volvió a demostrar esta tridente-dependencia: hasta que Messi no puso el 1-2 en el marcador. En un partido donde el Barcelona sufrió más de la cuenta en la que se presuponía una tarde no muy complicada, nadie se llevó el gato al agua hasta que apareció el argentino.

Messi celebra su gol en La Rosaleda.

Messi celebra su gol en La Rosaleda. Efe

Entre Messi, con 11 goles, el salto al siguiente jugador es descomunal; le sigue Rakitic con dos tantos, y luego una ristra de jugadores con tan solo un tanto. Además, los tres máximos asistentes también son los tres integrantes de la MSN: Neymar con 9, Luis Suárez con 6 y Messi con 4.

Las comparaciones son innegociables: la BBC madridista anota el 79% de los goles blancos, Cristiano y Benzema con 16 tantos y Bale con 13. Pero la diferencia en asistencias no es tan abismal. Lidera el galés en ese parámetro con 8 asistencias, seguido por Cristiano y Kroos con 7 pases de gol. Isco y James también contribuyen con asistencias cada uno.

La dependencia en estos fuera de serie es endémica para cualquier entrenador que disponga de semejante artillería arriba. En los últimos encuentros, Luis Enrique ha dado minutos a Munir y éste ha respondido con tres goles en cuatro partidos debido a la baja por sanción de Luis Suárez y la reciente lesión de Neymar. Mientras el conjunto azulgrana encara el mes clave de la temporada para llegar con opción a todo en mayo, el cuerpo técnico tendrá que ajustar sus opciones para maximizar la producción arriba.