Real Madrid

Zidane se reencuentra con su campo maldito

El Real Madrid visita el Benito Villamarín, estadio en el que el francés no ganó nunca en su etapa como jugador. La lesión de Bale obliga a los blancos a modificar su ataque ante un Betis en caída libre.

Zinedine Zidane durante un partido del Real Madrid

Zinedine Zidane durante un partido del Real Madrid REUTERS

  1. Real Madrid
  2. Zinedine Zidane
  3. Real Betis
  4. Competiciones
  5. Liga BBVA
  6. Deportes

Tras dos goleadas en el Bernabéu, a Zidane le llega su primera prueba fuera de Madrid. Y lo hace en un estadio en el que jamás ganó en su etapa como jugador. Esta circunstancia es motivo para presumir y de eso ha ido la semana en el Betis, recordando que el actual técnico del Real Madrid jamás les ganó en Sevilla.

El francés visitó cinco veces el Benito Villamarín como jugador, una con el Girondins de Burdeos y cuatro con el Real Madrid, y nunca se llevó la victoria, con tres empates y dos derrotas.

Fue precisamente en el campo bético donde el actual técnico blanco dejó uno de sus goles más recordados. Un zambombazo desde el centro del campo que sorprendió a Pedro Jaro, portero bético.

En aquel Betis también jugaba Juan Merino, su rival en el banquillo de este domingo, también de estreno en el Villamarín. Era 1995 y el Betis acabó ganando 2-1, aunque el Girondins se clasificó para los cuartos de la extinta Copa de la UEFA.

Ya con el Real Madrid, Zidane visitó el entonces llamado Manuel Ruiz de Lopera cuatro veces más. Siguió sin ganar. En el año de su estreno en España, en la temporada 2001/02, perdió 3-1 y las tres visitas posteriores se resolvieron con idéntico resultado: 1-1. Eran los tiempos de un Betis que se codeaba con los grandes, nada que ver con el de ahora.

Con estos precedentes en la figura de su entrenador, el Real Madrid jugará en Sevilla con modificación obligada en su equipo titular debido a la lesión de Bale. Isco, Cristiano y Benzema conformarán el ataque blanco, presumiblemente acompañados por el cuestionado James, aunque Zidane no quiso confirmar su titularidad, dejando la puerta abierta a Jesé. Con el colombiano, Zidane levantó la voz, para mostrar su descontento por los continuos rumores que salen sobre él.  "Está comprometido", se apresuró a decir.

También se perderá el partido Sergio Ramos, que sigue arrastrando molestias en el sóleo de su pierna derecha. Zidane tampoco desveló al sustituto del capitán, aunque reivindicó al 'desaparecido' Nacho como ejemplo de fondo de armario, argumento que le valió para asegurar que el Real Madrid no va a fichar en lo que queda de mercado de invierno. "No voy a buscar fuera lo que hay dentro”, comentó.

No se fía Zizou de un Betis en horas muy bajas. A los verdiblancos les llega el Real Madrid en el momento más delicado de la temporada. Siete partidos consecutivos sin ganar, en los cuales sacó tan solo tres puntos, con cambio de entrenador de por medio.

Especialmente mala es la racha de los andaluces en el Benito Villamarín, donde lleva desde el 12 de septiembre sin ganar. Los sevillanos han completado su peor primera vuelta como equipo local de los últimos veinte años.

Merino confesó que Zidane "le da respeto" y que ha dado una "confianza vital" al Real Madrid. En los andaluces vuelve a la convocatoria Dani Ceballos, que sonó como futura perla blanca. Rubén Castro volverá ser el líder de un equipo que lleva seis partidos consecutivos sin marcar, algo que contrarresta con los 10 goles en dos partidos del Real Madrid de Zidane.

Ambos equipos no se veían desde hace dos años exactos. Las diferencias no son muchas. Por aquél entonces los blancos iban terceros, persiguiendo a Barcelona y Atlético, y el Betis iba en caída libre.