DESAFÍO SOBERANISTA CATALÁN

Artur Mas convoca 20 plazas para la Hacienda catalana

Tras la suspensión de parte de la ley de la Agencia Tributaria Catalana (ATC), los independentistas trabajan en la creación de una Hacienda propia como parte fundamental para iniciar la "desconexión" con España.

El líder de CDC, Artur Mas, en el Parlament.

El líder de CDC, Artur Mas, en el Parlament. Reuters

El Govern de la Generalitat sigue avanzando en la creación de “estructuras de Estado” pactadas en la hoja de ruta independentista. Uno de los pilares de estas estructuras es la creación de una Hacienda catalana que permita recaudar y gestionar todos los tributos de una hipotética Cataluña independiente. A pesar de que el Tribunal Constitucional suspendió una parte de la ley de la Agencia Tributaria Catalana (ATC), el Govern ha convocado un proceso de selección de 20 plazas de inspectores tributarios para trabajar en esta agencia.

El proceso de selección, publicado en el Diario Oficial de la Generalitat del 28 de octubre, ofrece 10 plazas de promoción interna y 10 de turno libre, a las que se accede a través de oposiciones. En la conselleria de Economía aseguran que el aumento de personal se debe a que en los últimos años la Generalitat ha creado nuevos impuestos medioambientales y turísticos que requieren más personal.

La ATC es una de las “estructuras de estado” prioritarias para ERC y CDC. En los últimos presupuestos, ambos partidos acordaron incrementar la partida para la “Hacienda propia” un 25% hasta 44 millones así como aumentar la plantilla de la ATC un 50%, de 325 a 493 empleados. La ATC fue creada en 2007 para gestionar una parte de los tributos que de acuerdo con el Estatut puede recaudar la Generalitat. A día de hoy sólo recauda el 5% de los impuestos generados en Cataluña.

La creación de una Hacienda propia se considera uno de los primeros pasos necesarios para iniciar la “desconexión” de Cataluña. La polémica propuesta de resolución de inicio del proceso de independencia, registrada el martes pasado en el Parlament, emplaza al Govern a aprobar en el plazo de 30 días las leyes de hacienda propia, seguridad social y proceso constituyente. La CUP también ha destacado esta semana la importancia que tienen estos tres factores para demostrar la “voluntad de gobernarse” de Cataluña.

Fuentes de la consellería aseguran que el proceso de selección no vulnera la suspensión parcial aprobada por el Constitucional el pasado septiembre. El Ejecutivo de Mas pretendía en un principio fichar a inspectores que antes trabajaban en la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT). El Gobierno de Rajoy recurrió entonces la norma al considerar que vulneraba el derecho que tienen los funcionarios del resto de España de acceder en condiciones de igualdad a los cargos públicos. “El Constitucional no dijo nada sobre la incorporación por promoción interna u oposición”, aseguran estas fuentes. La convocatoria requiere el nivel C1 de catalán para quien quiera postularse al cargo.

La suspensión cautelar de una parte de la ley de la Agencia Tributaria Catalana supuso un freno legal a la creación de la Hacienda independiente que estaba llevando a cabo el Gobierno de Mas. El Govern, sin embargo, ya avisó en septiembre que la suspensión del Constitucional no iba a paralizar la implantación de una Hacienda propia para Cataluña. La Generalitat, que criticó la “asfixia” y “voluntad recentralizadora” del Ejecutivo de Rajoy, ha buscado las vías para sortear la suspensión del Constitucional y seguir apuntalando su propia agencia tributaria.