Cataluña

Rajoy se presenta ahora como baluarte frente al secesionismo

Declaración solemne: "Mientras yo sea el presidente del Gobierno, España seguirá siendo una nación de ciudadanos libres e iguales".

La comparecencia de Rajoy tiene pocos precedentes en la legislatura que acaba.

La comparecencia de Rajoy tiene pocos precedentes en la legislatura que acaba.

Por sorpresa y tan solo unas horas después de que en el Parlament se registrara una resolución independentista que aún no ha sido votada, Mariano Rajoy convocó a la prensa con urgencia para asegurar que "no surtirá efecto alguno".

El texto, pactado por Junts pel Sí y la CUP, no ha sido debatido aún en el Parlament, que se constituyó este lunes. Pero Rajoy ha sentido esta vez la necesidad de salir al paso con una declaración política y solemne que no tiene apenas precedentes en la legislatura.

La declaración planteada en el Parlament es un "acto de provocación de quienes pretenden saltarse la ley porque saben que la ley no está de su parte", según Rajoy. Para el Ejecutivo, la resolución es "contraria a la Constitución, a las leyes, al sentir mayoritario de los catalanes y a la voluntad democrática de todos los españoles".

"El Gobierno que presido garantiza y garantizará que no van a lograr ninguno de sus objetivos y que esta propuesta de resolución en el caso de ser aprobada por el Parlamento catalán no surtirá ni uno solo de sus efectos", ha dicho. En otras palabras: el Gobierno muy probablemente esperará a que el texto sea votado antes de tomar medidas. Es entonces cuando pondrá en marcha "todos los mecanismos políticos y jurídicos en defensa de la soberanía del pueblo español".

Sin embargo, Rajoy no ha concretado en nada los tiempos o el alcance de su respuesta. La contundencia de su respuesta podría ir desde la impugnación de la declaración ante el Tribunal Constitucional hasta una suspensión de la autonomía de Cataluña que el PP ha eludido hasta ahora. Rajoy se ha limitado a recordar que este verano el Congreso reforzó el poder sancionador del tribunal para poder hacer frente a cualquier desacato. 

Insólita dramatización de Rajoy

Junts pel Sí y la CUP han presentado el texto en el Registro de la cámara. Con él quieren iniciar un "proceso de desconexión democrática" que incluye incumplir las resoluciones del Tribunal Constitucional, al que consideran "deslegitimado y sin competencia” después de la sentencia de 2010 contra el Estatut de Cataluña. El objetivo es poder declarar cuanto antes un "Estado catalán independiente en forma de república".

La respuesta política de Rajoy contrasta con la pasividad del Ejecutivo en otras ocasiones, más centrado en una respuesta jurídica sin rastro de comparecencias solemnes. El presidente tardó días en comparecer en otras ocasiones, pese a que esta legislatura ha vivido declaraciones soberanistas en el Parlament e incluso la convocatoria de un referéndum impugnado por el Constitucional.

"Mientras yo sea el presidente del Gobierno, España seguirá siendo una nación de ciudadanos libres e iguales", ha añadido Rajoy, sugiriendo que con otra persona al frente del Ejecutivo la unidad de España no está garantizada.

La frase también contiene la expresión "libres e iguales", utilizada por un colectivo de políticos e intelectuales para constituir una plataforma crítica con la pasividad del líder del PP. Su portavoz, Cayetana Álvarez de Toledo, arremetió hace dos semanas contra Rajoy por su tibieza y anunció que no quería volver a formar parte de las listas del PP.

Desde la Generalitat se ironizó con las advertencias del Gobierno central. "He perdido la cuenta sobre las veces que nos han amenazado con suspender la autonomía", ha dicho Neus Munté, vicepresidenta de la Generalitat. 

Informa a Rivera y Sánchez, no a Iglesias

Antes de dirigirse a los medios, Rajoy habló con Pedro Sánchez, el candidato del PSOE a las elecciones generales, y con Albert Rivera, de Ciudadanos, informa Ana I. Gracia. A quien no tuvo al tanto es a Pablo Iglesias, líder de Podemos, que este martes anunció desde Estrasburgo que deja el Parlamento Europeo para centrarse en la campaña electoral. 

El PSOE, en un comunicado, ha asegurado que Sánchez y Rajoy "han quedado en mantener una vía directa de diálogo. La propuesta del Partido Socialista es clara: ley, diálogo y política", según el principal partido de la oposición.

El portavoz del PP en el Parlament, Xavier García Albiol, había asegurado antes de esa comparecencia que "España será contundente defendiendo los derechos y las libertades en Cataluña"

Para el dirigente popular, "en contacto con el gobierno de España", la respuesta de Mariano Rajoy será "proporcional a la gravedad de lo que se ha dicho en el Parlament de Cataluña". 

Este lunes, Rajoy dijo en una entrevista en TVE que utilizaría "inteligencia, mano izquierda y habilidad" para no tener que recurrir al artículo 155 de la Constitución, que permite al Gobierno suspender la autonomía de una comunidad cuando ésta "no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuaré de forma que atente gravemente al interés general de España".