Cataluña

Los tres ases del Gobierno para frenar la independencia

Primero, un recurso de reconsideración a la Mesa del Parlament. Segundo, el Constitucional. El último cartucho, el artículo 155.

Mariano Rajoy, en un momento de su declaración.

Mariano Rajoy, en un momento de su declaración. EFE

Aunque todavía no hay acuerdo de quién presidirá el futuro Gobierno de Cataluña, Junts pel Sí y la CUP han registrado en el Parlament recién constituido una moción conjunta para dar inicio al proceso de independencia. Una declaración de intenciones que ha provocado una respuesta contundente del presidente del Gobierno: “El Estado utilizará todos los instrumentos jurídicos a su alcance", incluido el artículo 155, para velar por la igualdad de todos los españoles.

EL ESPAÑOL relata, a continuación, los pasos que seguirá el Ejecutivo central para frenar las aspiraciones de los independentistas. Aplicar el artículo 155, el que da potestad al Estado para invalidar una autonomía, se utilizará como último recurso “si no queda más remedio”.

Vía parlamentaria

El primer paso para frenar la propuesta independentista lo dará el Grupo Parlamentario Popular. Su portavoz, Xavier García Albiol, presentará un recurso de reconsideración en el Parlament recién formado e instará a la Mesa a que no califique la iniciativa. Según ha podido saber este diario, PSC y Ciudadanos están dispuestos a respaldar la iniciativa que los populares podrían presentar este mismo martes.

Si el Parlament tramita la resolución y no toma en consideración la propuesta del bloque constitucionalista, el Gobierno instará al Tribunal Constitucional a que actúe contra la persona o personas responsables de incumplir la ley. Fuentes de Moncloa aseguran que todavía no tienen claro sobre quién recaerá el peso de la ley. Dependerá de quién formule la propuesta: o la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, o el presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas. Desde Moncloa se critica que el Parlament de Cataluña se dedique a firmar este tipo de anuncios sin haber formado todavía un gobierno sólido y estable.

¿Y si los independentistas no hacen caso a la resolución del Tribunal Constitucional? En su declaración institucional, el presidente del Gobierno se ha referido a las “garantías constitucionales” para garantizar la igualdad de todos los españoles. En otras palabras, que aplicará el artículo 155, que dota al Gobierno de poder “en situaciones extremas” para inhabilitar a una autonomía siempre y cuando ésta no cumpla con las obligaciones que impone la Constitución.

La suspensión de la autonomía

¿Se puede aplicar el artículo 155 con las Cortes disueltas? Sí. La Diputación Permanente del Senado, la Cámara con potestad para actuar en esta situación límite, está operando hasta que se constituya la nueva legislatura en enero. Fuentes internas de las Cámaras han asegurado a este diario que el Senado “está preparado para llevar a cabo este proceso cuando sea necesario”. De llegar a este extremo, sería la primera vez que se aplicase este artículo desde que nació la Constitución en 1978.

Fuentes internas del Gobierno están convencidos de que “no hará falta” llegar a este extremo y confían en el poder que el Ejecutivo le dio al Tribunal Constitucional para poder frenar un desafío como el catalán. "El artículo 155 es la bala de plata que confiemos en que no haga falta utilizar", aseguraba un miembro del aparato nacional este jueves.