Cataluña

Mas y la CUP aceleran el choque de trenes con Rajoy

JxS y la CUP presentan una resolución para iniciar la creación de una República catalana el mismo día que registran la casa de Pujol.

Aún antes de investir presidente, el Parlament ya da pasos hacia la independencia.

Aún antes de investir presidente, el Parlament ya da pasos hacia la independencia.

La mesa del Parlament catalán ha admitido a trámite una resolución de los grupos parlamentarios de Junts Pel Sí y la CUP sobre "el inicio del proceso de creación del estado catalán independiente en forma de república”. La resolución será tramitada con “el procedimiento de urgencia”, que acelera aún más los tiempos en el choque de trenes entre los dos grupos parlamentarios independentistas y el gobierno.

La declaración contiene nueve puntos. El punto más destacado es el 6, donde dice que "este Parlamento y el proceso de desconexión democrática no se supeditará a las decisiones de las instituciones del Estado español, en particular el Tribunal Constitucional” por estar "deslegitimado y sin competencia” desde la decisión en contra del Estatut en 2010. Este proceso de desconexión será, según una cuidada selección de adjetivos, "democrático, masivo, sostenido y pacífico”. La declaración usa el novedoso término de "empoderamiento” de la ciudadanía, aún no admitido por el el diccionario del Institut d’Estudis Catalans. Es una concesión aparente al lenguaje de la CUP.

En el resto de la resolución la CUP ha aceptado un lenguaje menos combativo porque la mayoría electoral no fue suficiente para pronunciar la Declaración Unilateral de Independencia que proponían. Albert Botran, diputado de la CUP, ha dicho que "no es nuestro lenguaje, pero nos hemos puesto de acuerdo en cuestiones de fondo por encima del lenguaje”.

La declaración estaba en el primer punto de la hoja de ruta electoral de Junts Pel Sí. Antes de ser aprobada, Xavier Garcia-Albiol ha dicho que intentarán frenarla con un recurso de reconsideración a la mesa del Parlament, una petición a los servicios jurídicos y una resolución alternativa. Pero Albiol ha dejado "la respuesta contundente” en manos del Gobierno de España.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha hecho una rara "declaración institucional” para decir que la unidad de España está garantizada. Es la primera vez en todo el proceso soberanista catalán que Rajoy se ha dado tanta prisa -tras la consulta del 9-N tardó días en comparecer. El tono de su convocatoria recordaba solo al día de la abdicación del Rey. Es difícil negar que Rajoy usará Cataluña como un emblema electoral.

Las alternativas

Si la resolución se aprueba en el Parlament, el gobierno acudirá al Tribunal Constitucional. Si la Generalitat desobedece entonces, el Constitucional podrá poner en marcha medidas sancionadoras contra las autoridades responsables de la resolución. Sólo si todas las medidas resultasen ineficaces, el Gobierno podría recurrir a la suspensión de la autonomía prevista en el artículo 155 de la Carta Magna. Las alternativas se reducen en esta carrera al precipicio.

"A Convergencia también le conviene que el centro de la actualidad sea este choque de trenes por dos motivos. Primero, evita el foco en los tribunales: el viernes pasado, dos días después de la detención del tesorero del partido, el diario Ara publicaba la filtración de una parte de esta resolución. Hoy la Fiscalía ha registrado la casa de Marta Ferrusola y Jordi Pujol y de tres de sus hijos, Jordi, Josep y Pere, además de las sedes de algunas de sus empresas. La policía también ha registrado las casas de varios empresarios, entre ellos Carles Sumarroca, imputado por presunto pago de comisiones, y Carles Vilarrubí, vicepresidente del Barça. Neus Munté, vicepresidenta del Gobierno en funciones, ha repetido el discurso de otros días: "Desde el Govern consideramos que sigue el espectáculo y la desproporción. También la coincidencia con fechas significativas y muy sensibles. No creemos en las casualidades”.

Segundo, evita el debate sobre la figura de Mas.El acuerdo con Junts no es, según la CUP, un preludio de la investidura de Artur Mas como president. Botran insiste en que siguen buscando otro candidato de consenso: "Este acuerdo no es en ningún caso ‘a cambio de’”. Joan Coscubiela, portavoz de Catalunya Sí Que Es Pot, teme que sí: "Esperemos que no sea la pista de aterrizaje que la CUP se ha preparado para dar su voto al president Mas”.

"No puede empezar peor"

Coscubiela ha sido duro con la resolución: "La legislatura no puede empezar peor”. El día antes cinco diputados de su partido habían votado a favor de Carme Forcadell como presidenta del Parlament. Esa presunta buena voluntad se ha diluido ya. Si la CUP aspiraba a que el partido de Lluís Rabell votara a favor de la resolución, hoy es más difícil. Coscubiela ha dicho que no hablaron con ellos: "Cuando uno quiere que otro participe en un proceso conjunto se lo dice al principio, no a mesa servida. Es una declaración de autoconsumo”. Con autoconsumo, Coscubiela parece referirse a quién conviene más: "El señor Mas pretende devolverle los favores al señor Rajoy: Rajoy hizo la campaña a Mas y ahora será al revés”.

El proceso soberanista ha vuelto a tomar ritmo con la formación del Parlament. Si bien la resolución de este martes debe aún ser aprobada tal cual, Cataluña ha resurgido como tema electoral para las generales. Además del texto en sí, el punto cinco "considera pertinente en un máximo de 30 días” iniciar la tramitación de las leyes de proceso constituyente, seguridad social y hacienda pública de la Cataluña independiente. Los plazos son obvios. Rajoy ha hablado con Pedro Sánchez y Albert Rivera antes de su declaración. Rivera ha pedido a Rajoy que impugne la declaración ante el Constitucional. Inés Arrimadas, líder de la oposición en el Parlament, ha pedido que la vía judicial no sea la única, sino que se use también la política.