La Guardia Civil busca el coche de la víctima y ya ha registrado su vivienda en busca de pruebas.

La Guardia Civil busca el coche de la víctima y ya ha registrado su vivienda en busca de pruebas. Atlas

Sucesos

La mujer belga acuchillada en Málaga pudo ser asesinada por su pareja, en paradero desconocido

Las primeras pesquisas apuntan a que la pareja de la víctima se llevó su coche y varios objetos de valor. Ana llevaba pocos años viviendo en Tolox.

Noticias relacionadas

La Guardia Civil investiga como crimen machista el hallazgo el martes del cadáver de una mujer de 58 años con signos de violencia en una finca de Tolox (Málaga), mientras tratan de localizar el coche de la víctima y a su pareja. Fuentes próximas a la investigación han señalado a Efe que la principal hipótesis con la que trabajan los agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Coín, encargados del caso, es que se trate de un asesinato machista.

La mujer, de 58 años y nacionalidad belga, fue hallada muerta por un familiar en torno a las 18:00 del martes en una finca situada en la zona de campo ubicada en Pecho del Molino, en la localidad malagueña de Tolox. Fue su hermano quien se encontró el cuerpo de Ana sobre su cama; estaba cubierto con una manta y con claros signos de violencia. Cuando los servicios de emergencias acudieron a la vivienda solo pudieron certificar la muerte de la mujer, que se encontraba en la cama de su dormitorio.

Investigan la muerte violenta de una mujer en la localidad malagueña de Tolox.

Las primeras pesquisas, según las fuentes consultadas, apuntan a que la pareja de la mujer se llevó el coche de la asesinada, por lo que los agentes están tratando de localizar a este hombre y el vehículo. Los investigadores de la Policía Judicial estuvieron hasta bien entrada la noche del martes y el miércoles recabando pruebas en la finca con el objetivo de recopilar muestras de huellas dactilares, colillas, sangre y otros elementos genéticos. También han tomado declaración a las personas cercanas al entorno de la fallecida, entre ellos su cuñada, así como de sus vecinos.

Además, el asesino se llevó varios objetos de valor de la mujer, que era coleccionista. Lo que más ha sorprendido a los agentes es que Ana no se resistiera al ataque, ya que era experta en artes marciales.