El hombre se descolgó desde su casa del madrileño barrio de Carabanchel.

El hombre se descolgó desde su casa del madrileño barrio de Carabanchel.

Sucesos

La impactante imagen de un hombre colgando de su balcón en Madrid huyendo de su mujer maltratadora

La pareja, de origen chino, tuvo una fuerte discusión en la vivienda. Ella le golpeó con un objeto de mármol en la cabeza. Ambos están detenidos.

Noticias relacionadas

Un hombre, de origen chino, se ha descolgado desde su vivienda -situada en el madrileño barrio de Carabanchel- tras una fuerte discusión con su pareja. El joven presentaba heridas por por el cuello y la cara, además de una fuerte contusión en el rostro. Ante tal escena, la Policía Local de Madrid decidió intervenir para ayudar al hombre que se sujetaba desde una de las ventanas. Según apuntan fuentes policiales, la pareja no se mostró colaborativa con los agentes y tampoco hablaba bien castellano, por lo que avisaron a otra vecina para que les hiciera de traductora

Como apunta La Razón, en mitad de la discusión, la mujer cogió un elemento contundente -previsiblemente de mármol- y le golpeó a su marido en la cabeza. El fuerte impacto hizo que la pieza se destruyera y quedara repartida por todo el piso de la vivienda. Asimismo, la mujer guardó parte bajo su cuerpo. Los agentes detuvieron a la mujer por maltrato en el ámbito familiar. Como apunta el citado medio, la joven se puso nerviosa y agresiva y tuvieron que emplear la fuerza para reducirla. Fue arrestada por resistencia y desobediencia a la autoridad. 

El hombre comenzó a gritar a los agentes que estaban interviniendo y, en un momento dado, le propinó un fuerte golpe a uno de los policías. Acto seguido, corrió hacia una de las ventanas para tirarse. Uno de los agentes pudo cogerle antes de tiempo y el hombre quedó suspendido desde una altura de 12 metros. Mientras solicitaban refuerzos, uno de los coches de la Policía se colocó bajo la ventana por si el joven caía al vacío. Finalmente, consiguieron que entrara en la vivienda y le llevaron detenido por atentado a la autoridad

La escena fue surrealista por todos aquellos que lo presenciaron. La Policía tuvo que recurrir a una vecina para poder dialogar con la pareja, ya que no se mostraban nada participativos a colaborar. Por tanto, una mujer hizo de traductora entre los agentes y los dos ciudadanos chinos.