La Policía busca al amigo de la víctima que vivía junto a ella.

La Policía busca al amigo de la víctima que vivía junto a ella. Atlas

Sucesos

Encuentran el cadáver acuchillado de una mujer en Málaga: buscan a un amigo que vivía con ella

El cuerpo de Ana, la mujer de origen belga, fue descubierto por su hermano. Se encontraba sobre la cama y tapado con una manta.

Noticias relacionadas

La Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil de Coín (Málaga) se encuentra en proceso de investigación de los hechos acontecidos este martes en el municipio malagueño de Tolox, en el que ha aparecido el cuerpo de una mujer con aparentes signos de violencia en el interior de un domicilio. La mujer, de nombre Ana y origen belga, vivía en la localidad malagueña tras mudarse para estar junto a su hermano, quien vivía en Tolox desde hacía unos años. 

Ha sido él quién ha encontrado el cuerpo de la mujer en su vivienda, pasadas las 18,00 horas. El hombre acudió a la casa de Ana después de que esta no le cogiera el teléfono. Ambos hablaban todos los días. El cuerpo se encontraba sobre la cama, con señales claras de violencia y tapado con una manta. Todo apunta a que fue un robo y la Policía busca a un amigo de la mujer que llevaba un tiempo viviendo con ella. La mujer llevaba dos años residiendo en una finca rural, a pocos kilómetros de donde vivía su hermano. Además, Ana era experta en artes marciales y a los investigadores les ha sorprendido que no opusiera resistencia. 

Investigan la muerte violenta de una mujer en la localidad malagueña de Tolox.

Los agentes han detectado que faltaban diversos objetos de valor que tenía Ana en su casa, ya que era coleccionista. Los primeros indicios apuntan a que la mujer murió de madrugada, cuando se escuchó a un coche saliendo de la finca. Por tanto, no se descarta ninguna hipótesis. 

En Asturias, un hombre acabó con la vida de su yerno después de asesinarle con un cuchillo de cocina. Los hechos se produjeron a primera hora de la mañana de ayer en un piso situado en la segunda planta del número 9 de la calle Numa Guilhou. Tras el crimen, el hombre se ha desplazado hasta la Comisaría de la Policía Nacional de Mieres para entregarse. Según fuentes cercanas a la investigación, el fallecido se había separado recientemente de la hija del agresor. Al lugar se trasladaron agentes de la Policía Judicial y de la Científica para realizar las primeras pesquisas en el interior de la vivienda, que permanece con las persianas bajadas.