Foto compartida en redes del hombre buscado por eyacular sobre una joven en un autobús de Alicante

Foto compartida en redes del hombre buscado por eyacular sobre una joven en un autobús de Alicante

Sucesos

El hombre que eyaculó sobre una joven no podrá subir al autobús en 8 meses

El hombre fue grabado por otra joven a la que también molestó, permitiendo con las imágenes la identificación y la posterior detención del agresor.

El hombre detenido en Alicante por eyacular sobre una joven en un autobús ha sido condenado a 16 meses de cárcel y no podrá subirse a ningún autobús durante el tiempo de la condena. Así lo ha establecido el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana en el juicio rápido que se celebró ayer, en el que el agresor asumió los hechos.

Según cuenta el diario Información, el juzgado le ha impuesto una pena de libertad vigilada con una orden de alejamiento que le impide acercarse a cualquiera de las dos víctimas. Al no constatar antecedentes penales y ser una condena inferior a dos años, la juez del caso ha suspendido su ingreso en prisión, medida revocable en caso de que incumpla las prohibiciones establecidas.

El caso saltó a la luz tras la publicación en redes sociales de una grabación del responsable momentos previos al suceso, así como la explicación de lo que aconteció. Una de las pasajeras que presenció la agresión pudo fotografiar al hombre, ya que antes de eyacular sobre la joven estuvo molestando a la autora de las imágenes.

Los hechos ocurrieron el martes 26 de febrero en un autobús de la línea 24 de Alicante, que conecta la ciudad con la Universidad y Sant Vicent. El agresor, que permanecía de pie en el pasillo del autobús, se situó al lado de la víctima, que permanecía sentada. Tapándose con su abrigo, comenzó a masturbarse sin que nadie lo percibiera y eyaculó sobre ella justo en el momento en el que se abrieron las puertas en la parada del parque Lo Torrent. Antes de que se cerrasen, salió del autobús corriendo y huyó del lugar.

Al conocerse lo ocurrido a través de redes sociales, la Guardia Civil consiguió localizar a la víctima y esta presentó la denuncia pertinente. Con la denuncia y con la declaración de varios testigos, consiguieron dar con él y proceder a su detención al día siguiente de la agresión.

El hombre ha sido condenado 8 meses por cada una de las dos agresiones por las que se le ha juzgado, sumando una pena de 16 meses. En ese tiempo debe guardar una distancia mínima de 200 metros con cada una de ellas. La sentencia también establece la prohibición de usar cualquier autobús tanto de la línea urbana como interurbana durante ocho meses.