Fiestas de San Sebastián.

Fiestas de San Sebastián.

Sucesos

Siete casos de abusos sexuales empañan las fiestas de San Sebastián

El alcalde de la capital guipuzcoana, Eneko Goia, ha calificado de "triste" que la Semana Grande se haya visto "empañada" por "comportamientos que no deberían tener lugar".

Goia ha hecho estas declaraciones antes de participar en el minuto de silencio en repulsa por los episodios de violencia machista con el que ha comenzado el tradicional "Agur" de comparsas en la Parte Vieja de la capital guipuzcoana.

El primer edil ha recordado que la Junta de Portavoces, reunida esta mañana con carácter urgente tras tener conocimiento de nuevas denuncias y arrestos practicados durante la madrugada, ha convocado un minuto de silencio en los actos festivos de la tarde como muestra de rechazo.

También "como llamada de concienciación, ha agregado Goia, quien ha reiterado la decisión municipal de suspender la sesión de esta noche de la "Disko festa" que se celebra en las terrazas del Kursaal.

Según ha explicado, además de simbolizar el rechazo, esta medida ha sido adoptada "por seguridad", debido a que ha sido en "el contexto" de esa fiesta musical, a la que cada noche acuden gran cantidad de adolescentes, en el que se han situado varias denuncias.

"Para siguientes ediciones replantearemos su formato", ha anunciado el alcalde, quien se ha mostrado apesadumbrado por un saldo de denuncias por abusos o agresiones sexuales sin precedentes en la Aste Nagusia de San Sebastián.

La denuncia por violación a una menor cometida en la madrugada de ayer en la playa de la Zurriola, junto al Kursaal, es el suceso más grave que se ha registrado desde que el pasado día 11 comenzó la Semana Grande.

La Guardia Municipal detuvo ayer mismo por estos hechos a dos adolescentes, quienes han sido puestos esta mañana a disposición de la Fiscalía de menores y permanecen aún en los juzgados donostiarras a la espera de lo que decrete la autoridad judicial.

Esta madrugada han sido arrestados otros dos varones, de 22 y 29 años, acusados de tres casos de abusos y agresión sexual a mujeres, dos de ellas menores de edad, ocurridas en las últimas horas.

La Ertzaintza arrestó el jueves a un hombre de 32 años acusado de abusar sexualmente de una mujer, a la que además supuestamente robó el teléfono móvil, caso por el que también fue detenido un varón de 23 años.

En la madrugada del lunes fue detenido otro individuo por haber colocado presuntamente seis cámaras para grabar a mujeres que se acercaban al lugar para orinar.

Y el domingo de madrugada, una mujer denunció haber sufrido tocamientos por parte de un hombre en el centro de la ciudad.