La periodista, Alicia Gómez Montano, fue candidata a presidir RTVE.

La periodista, Alicia Gómez Montano, fue candidata a presidir RTVE. EP

La Jungla Obituarios

Pérez- Reverte recuerda a "su jefa" Alicia Gómez Montano con esta divertida anécdota

En la jungla. El escritor demuestra que tiene su 'corazoncito' con sendos tuits sobre el fallecimiento de la directora de Igualdad en TVE, Alicia Gómez Montano. 

Noticias relacionadas

Antes de ser un escritor de éxito, Arturo Pérez-Reverte fue un reputado reportero, condición de la que no se olvida y que recuerda habitualmente en su activa presencia en su red social favorita, Twitter. 

En este mismo medio donde Pérez-Reverte es sobre todo conocido por sus zascas, sus ataques a diestro y siniestro a lo que no le gusta y sus comentarios sobre la actualidad -pocas veces en clave positiva-, ha destacado la despedida que ha dedicado a su "ex jefa" y amiga, Alicia Gómez Montano, llena de cariño pero no carente de su habitual socarronería. 

El escritor coincidió en la cadena pública española con la que era actualmente directora de Igualdad en TVE, pero más conocida por el gran público por ser directora de Informe Semanal

Allí, relata, la ya añorada periodista -que falleció de cáncer este sábado en Madrid- fue su jefa y compañera, pero sobre todo su amiga. 

De hecho, el infalible Pérez-Reverte -que parece no necesitar nunca de nadie- reconoce que Gómez Montano le "cubrió las espaldas" allí "muchas veces", además de dedicarle un sincero elogio: "Siempre fue noble y buena". 

Pero el escritor dedica un segundo tuit más divertido a su amiga, que deja patente el carácter de la periodista y, a la vez, la complicidad que debía de tener con el escritor. 

Pérez-Reverte comienza destacando que Alicia era "divertida y genial". Y pone una anécdota que habla por sí sola. "Una vez, cuando una señora muy pesada llamaba a diario a la redacción preguntando por cierto reportero, dijo:Trae, que yo lo arreglo". Tomó el teléfono y dijo: "Soy su amante y, como te vea, te arranco el corazón a mordiscos". El escritor concluye comentando que fue "mano de santo".  DEP.