Imagen de archivo de una auxiliar ayudando a un paciente con movilidad reducida

Imagen de archivo de una auxiliar ayudando a un paciente con movilidad reducida

La Jungla Redes sociales

La profesión más denostada es un orgullo: así se ha hecho viral esta reivindicación

En La Jungla. Una auxiliar triunfa en Twitter con un alegato a favor de las personas que cuidan de los dependientes.

Noticias relacionadas

Si tenemos la suerte de llegar a una cierta edad, lo más probable es que en algún momento de nuestra vida dejemos de ser autónomos para pasar a depender de los demás en las cosas más básicas de nuestro día a día. Sin embargo, algo que deberíamos tener presente a veces se nos olvida y menospreciamos a los profesionales que se dedican a preservar la calidad de vida de los dependientes.

En un país como el nuestro, con una población envejecida, las personas que prestan cuidados profesionales son cientos de miles. Gente que se ha preparado, que ha estudiado una formación específica, y que además nunca pierden la sonrisa y el cariño. Una de ellas es Babi Gómez, una joven técnica en atención a personas en situación de dependencia que ha iniciado un alegato desde su cuenta de Twitter que se ha hecho viral.

Con más de 10.700 retuits, esta hierreña afincada en Tenerife ha conseguido que trabajar "limpiando culos" se vea como un orgullo y no como una sentencia. En su hilo ha reivindicado su trabajo harta de "las connotaciones negativas", señalando que "no todos valemos para todo" y ella, por ejemplo, "no podría trabajar en algo que me exigiese mentir, como un banquero o algo por el estilo".

"Alguien tendrá que hacerlo por vosotros"

Ha pedido que no se emplee la frase "limpiar culos" como algo peyorativo porque, recuerda, "tal vez un día alguien tenga que hacerlo por vosotros y, creedme, os vais a sentir agradecidos", reiterando que las profesionales hacen de todo para "personas que no pueden hacerlo por sí mismas":

El texto al que se refiere Babi fue escrito por Rebeca Vic y publicado en Facebook por Sara Rodríguez en mayo de 2018:

Compartido más de 207.000 veces, el post contó con 55.000 comentarios aplaudiendo la reflexión y cientos de miles de reacciones.

[Más información: El auxiliar que cuida y alegra a los mayores a ritmo de copla]