Pablo Motos y Manel Fuentes durante el programa de este martes

Pablo Motos y Manel Fuentes durante el programa de este martes El Hormiguero

La Jungla

"Estoy haciendo el amor con mi novia": la llamada que ha dejado sin palabras a Pablo Motos

En La Jungla. Habían llamado a un número al azar para repartir un premio de 3.000 euros, pero la respuesta al otro lado del teléfono les ha sorprendido más de lo esperado.

Nos hemos acostumbrado a que los invitados que van a divertirse a El Hormiguero dejen sobre la mesa suculentos titulares en el programa de televisión que conduce Pablo Motos. Es habitual que surjan todo tipo de confesiones en directo y que las redes sociales estén muy pendientes de dar buena cuenta de ello. Pero, quizás, no es tan común que sean los espectadores los que sorprendan el presentador, como ha sucedido este martes. 

Motos recibía en el plató a Manel Fuentes, que estrena programa en Antena 3, Masters de la Reforma. Un formato en el que diez parejas aficionadas al mundo de las reformas y la decoración compiten para conseguir alzarse con el título de mejores interioristas amateur de España. Pues bien, en plena promoción del nuevo espacio hicieron una pausa para telefonear a alguien al azar y, si respondía correctamente, regalarle una tarjeta con 3.000 euros.

"Buenas noches, ¿sabe usted qué es lo que quiero?", dijo Fuentes al descolgarse el teléfono esperando la respuesta correcta. Sin embargo, al otro lado, un chico respondía que no ante la desolación del público en plató. El presentador continuaba preguntándole si estaba viendo la televisión y su contestación también fue negativa. Desesperado, el invitado le pide si puede poner Antena 3 "un momento" y su interlocutor zanja la conversación contundente: "Mire usted, es que estoy haciendo el amor con mi novia". Las caras de Motos y Fuentes lo dicen todo:

Después de un par de segundos de estupefacción, Motos concluye: "Creo que no le interesan los 3.000 euros para nada"; al tiempo que Fuentes asiente: "Este país funciona". El cachondeo se desató hasta tal punto que ya desde el programa quisieron compartir las caras desencajadas de los dos presentadores a cámara lenta:

Minutos después, todo Twitter comentaba la famosa llamada que pasa a formar parte de los momentos más hilarantes de la televisión:

[Más información: Pablo Motos hace sudar a Pablo Casado: los cuatro 'zascas' de su entrevista]