La portada de la revista 'Sorpresa!' sobre el bulo

La portada de la revista 'Sorpresa!' sobre el bulo

La Jungla

Ricky Martin, el perro y la mermelada: el bulo más famoso de España cumple 20 años

En La Jungla. La mentira se propagó a toda velocidad por todo el país a pesar de haberse gestado en una época donde no existían las redes sociales.

El sábado 6 de febrero de 1999 comenzó a deslizarse por toda España una historia que forma parte del imaginario colectivo de los españoles: el bochorno que habría pasado el cantante Ricky Martin cuando esperaba dentro de un armario para sorprender a una adolescente en el famoso programa de Antena 3 ¡Sorpresa!, sorpresa. Dos días después ya no se hablaba de otra cosa en los trabajos y los institutos. 

Muchos afirmaban rotundamente que habían visto el vídeo durante la emisión del programa televisivo la noche del viernes 5 de febrero, por aquel entonces presentado por Concha Velasco. Sin embargo, a pesar de los juramentos de algunos, la escena nunca sucedió. Eso sí, se convirtió en una leyenda urbana que llegó a todos los rincones del país en una época en la que no existían las redes sociales. Se propagó hasta tal punto que estos días, cuando se cumplen dos décadas desde su supuesta emisión, hay pocos que no lo recuerden.

El rumor que se originó afirmaba que el cantante Ricky Martin aguardaba escondido dentro del armario de su fan para darle la sorpresa, pero finalmente se la habría llevado él al ver a la adolescente echándose mermelada -también se difundió la versión paté y la versión Nocilla- en sus genitales y llamando a su perro, de nombre Ricky (¡coincidencia!) para que fuese a lamer aquello. Cabe recordar, sobre todo para los por edad no conozcan el programa, que muchas veces las sorpresas se daban en directo y todo, o casi todo, podía suceder. 

"Todo es mentira"

Desde luego nada parecido sucedió nunca en el programa. No obstante, con el paso de los días, el bulo iba cobrando más y más fuerza y todos los españoles tenían un vecino que aseguraba que lo había visto. La historia llegó hasta tal punto que ¡Sorpresa!, sorpresa tuvo que salir al paso de las acusaciones. Velasco se puso seria y afirmó en directo que "hemos sido víctimas de un bulo. Nos han atacado en una especie de locura colectiva, un ataque en el que se hablaba de algo que nunca ocurrió (...). Todo es mentira". 

En enero de 2015, coincidiendo con el 25 aniversario de Antena 3, uno de los programas especiales se hizo eco de aquel rumor memorable y la propia Concha Velasco contó cómo se había enterado del bulo que se estaba propagando por todo el país. "Yo estaba en la peluquería y, de repente, una señora a mi lado dijo: 'Qué horror lo de ayer, ¿verdad?'". La presentadora admite que, como en otras ocasiones, asintió para poder seguir con lo suyo sin más, pero cuando llegó a su casa vio todo por televisión y se dijo: "¿De qué estáis hablando? Anoche no ha pasado nada".

A Velasco le sigue sorprendiendo que "todavía hay gente que sigue hablando de eso como si hubiera pasado", recalcando que "no lo vio nadie; bueno, no lo vio nadie porque no pasó":

¿Cómo se propagó sin redes sociales?

Hoy en día somos mucho más conscientes de la existencia y proliferación de noticias falsas y bulos, que han encontrado en las redes sociales la plataforma de despegue perfecta; pero ¿qué pasó en aquel momento y cómo pudo enterarse todo un país en cuestión de horas? Maldito Bulo recoge la teoría de Bruno Cardeñosa, autor del libro Mentiras populares: leyendas urbanas y otros engaños. Un oyente lo habría contado en el programa Hablar por hablar de Cadena Ser, pero el periodista también cree que esto podría formar parte del bulo porque no hay rastro de esa llamada. 

Lo que sí aumentó el interés por la mentira fue la denuncia que interpuso la Asociación Pro Derechos del Niño y la Niña (Prodeni) ante la Fiscalía del Menor de la Comunidad de Madrid. Tomaron por cierto el asunto, que les había llegado por varias fuentes distintas, y comenzaron las medidas judiciales que convirtieron el rumor en noticia: el bulo saltó a los medios de comunicación. Antena 3 se vio obligada entonces a enviar una cinta del programa a las autoridades judiciales y a organizar un visionado con periodistas para desmentirlo.

Desde luego, lo que no se puede negar es que el boca a boca de finales de los noventa tenía la misma fuerza que nuestros smartphones. Y es que, ¿cuántos de los bulos de ahora se recordarán dentro de dos décadas?

[Más información: Talegón no se cansa de difundir bulos ni en Navidad]