La Jungla

La paradoja del 'Panita': triunfa con el palillo en su DNI y fracasa en 'First Dates'

En La Jungla. El joven leonés acudió al programa de citas buscando el amor, pero que fuese "un poquito de pueblo" no acabó de convencer a su cita.

Fue a First Dates buscando una chica "divertida, simpática y un poco loca", pero Cupido no quiso fijar sus flechas en Sergio Álvarez, Panita, el chico que se hizo famoso en toda España cuando logró salir en la fotografía de su DNI con un palillo en la boca. Su hito, que cruzó las fronteras de su pueblo, La Vecilla de Curuello (León), sorprendió al país entero a finales del pasado mes de enero. Sin embargo, de nada de la ha valido para conquistar a Itziar, su cita en el programa de Cuatro. 

El joven, de 25 años, trabaja en un taller mecánico y no deja el mondadientes por nada del mundo. Eso sí, cuando se trata de ligar, parece que el amor es más fuerte que la costumbre de hurgarse la boca con un pedazo de madera. La famosa imagen de su carné surgió de un "a que no hay huevos..." y no nos extrañaría que esta misma fórmula se hubiese repetido para acudir al restaurante de citas televisivas este lunes. 

Lidia Torrent fue la primera en saludarle y preguntar si se quitaba el palillo alguna vez porque, obviamente, el chico llegó con él como si fuese una prolongación de su cuerpo. "Cuando me beso con las chicas me lo quito, aunque alguna vez he picado a alguna porque se me ha olvidado", reconocía. Eso sí, lejos de mostrarse avergonzado, aseguró que "mis armas de seducción son: el palillo, desde hace un mes; el flequillo, que me queda muy bien, y lo salao que soy". Ahí es nada.

El amor derriba palillos

Panita admitía que lleva bien la fama porque "no tengo mucha vergüenza", un extremo que quedó demostrado cuando llegó su cita, Itziar, una joven asturiana de 19 años que es aficionada a la fotografía y a la que le gustaría estudiar algo relacionado con Biología. Los dos besos de presentación llegaron con el palillo a un extremo de la boca del leonés, pero el complemento le duró poco en su sitio, el justo hasta que ella confesó que le parecía algo raro: "Lo voy a hacer por ti, pero esto no lo hago por cualquiera".

Y es que la chica solo conocía vagamente la historia viral del DNI su acompañante, así que no tardaron en encontrar la fórmula para romper el hielo. De ahí pasaron a los tatuajes de la joven, a sus estudios y a los modales en la mesa. Entre bambalinas, Itziar confesó a la cámara que le parecía "un poquito de pueblo" y eso que el chaval lo intentó invitándola a ella y a sus amigas a pasar un fin de semana en León. 

En el tramo final de la cita, Sergio dijo que su acompañante era "guapa y parece maja", reconociendo que "me ha gustado, creo que con el tiempo se irá soltando y hará que fluya la cosa" y avanzando que sí querría volver a quedar con ella. Sin embargo, ella zanjó cualquier posibilidad arguyendo que no era "lo que buscaba físicamente y no he visto feeling" entre los dos. 

[Más información: Paco, el concursante de 'First Dates' plantado y humillado por su físico]