Los objetos robados y recuperados por la Policía

Los objetos robados y recuperados por la Policía

La Jungla

Roba en la capilla del hospital mientras su mujer está de parto

En La Jungla. Dos hombres ha sido detenidos después de efectuar varios robos en el hospital de Vigo cuando la pareja de uno de ellos estaba dando a luz. 

La Policía Nacional acaba de detener a dos jóvenes pontevedreses por efectuar varios robos en el hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo mientras la pareja de uno de ellos estaba dando a luz a su hijo el pasado mes de diciembre. En concreto, los hombres de 19 y 20 años y vecinos de Poio y Redondela, se llevaron dinero de las habitaciones y varios objetos de la capilla.

Una primera llamada del servicio de seguridad del hospital alertó a los agentes de las quejas de varios pacientes que aseguraban haberse encontrado a los jóvenes accediendo a sus habitaciones sin permiso, informa La Opinión de A Coruña. Los agentes se desplazaron hasta el centro médico para identificar y cachear a los individuos, que en ese momento no llevaban nada encima.

La Policía les instó a no moverse del área de Maternidad, pero hicieron caso omiso y dos horas más tarde los agentes regresaron. Esta vez los vigilantes de seguridad habían visto a los sospechosos en las cámaras de vigilancia entrando y saliendo de varias habitaciones. Se habían hecho con un botín de unos 400 euros en efectivo y varias tarjetas de prepago para la televisión. 

Objetos religiosos por más de 1.000 euros

Sin embargo, los tipos no se quedaron de brazos cruzados e intentaron el más difícil todavía. Así, a primera hora de la mañana, el párroco de la capilla denunciaba que durante la noche le habían robado un sagrario, un copón y una teca valorados en más de 1.000 euros. Los investigadores comprobaron que todavía no estaban a la venta en el mercado negro de objetos religiosos, pero sí los localizaron en los alrededores del hospital.

Los agentes enseguida identificaron a los autores y procedieron a su identificación. Los detuvieron a última hora de la mañana y los trasladaron a dependencias policiales. Ambos contaban con antecedentes penales e, incluso, uno de ellos tenía en su haber 34 incidencias previas a pesar de su corta edad. El Juzgado número 2 de Vigo instruye diligencias.