Mujeres ugandesas en una foto de archivo.

Mujeres ugandesas en una foto de archivo. iStockPhoto

La Jungla

Miles de ugandesas cobran a sus maridos por sexo y el motivo es indignante

En La Jungla. Más de 30.000 mujeres de Uganda están obligadas a cobrarles a sus maridos por acostarse con ellas si es que quieren sacar adelante su hogar y a sus hijos. 

Lo que había "empezado como una broma" ahora es "una realidad". Así describía este pasado mes de mayo The New Vision, el diario afín al Gobierno de Uganda, la extendida práctica de miles de mujeres en el país que se han visto obligadas a cobrarles a sus maridos por tener sexo con ellos. 

Thomas Owori le paga a su mujer 6 dólares, pero la primera vez que ella le pidió el dinero él se negó y le pegó, recoge The Objective. No tardó mucho en acostumbrarse a pagar para poder acostarse con ella.

Esta estrategia de las mujeres empezó en la capital del país, Kampala, pero ahora la practican mujeres de toda la nación. ¿El motivo? Poder hacer frente a los gastos de la casa y de sus hijos. De no hacerlo, sus maridos se gastarían todo en alcohol y prostíbulos. 

Multiplicándose en tres años

Ozy contabilizaba a 150 mujeres como las pioneras en esta estrategia que se lo narraron a la organización Mothers Union hace unos tres años. Un número que aumentó a 5.000 en el año 2016 mientras que ahora son más de 30.000 las mujeres que reconocen cobrar por sexo, apunta la secretaria de la ONG, Ruth Nalugwa.

La cifra incluso podría ser mayor, según la organización ugandesa por los derechos de las mujeres, Bakazibano, que dice tener registrados más de 31.000 casos. El país africano es uno de los que ostentan los índices más elevados de violencia contra la mujer, seis de cada diez crímenes registrados tienen como víctima a la mujer.