La Jungla

Una fotógrafa ¿profesional? convierte esta familia en monstruos

En la Jungla. Los Zaring pagaron 250 dólares a una fotógrafa supuestamente profesional para tener un buena imagen de la familia. Sin embargo, la chica no dominaba del todo Photoshop y el resultado final es espectacularmente horrible.

Las fotos familiares es una buena costumbre que se está perdiendo, pero todavía quedan personas que quieren cuidar un poco la imagen y deciden contratar a un fotógrafo profesional que saque unas instantáneas capaces de reventar Facebook a golpe de "like". Eso es lo que pensó Dave Zaring y lo logró, pero por razones completamente inesperadas.

"Esto no es una broma", empieza su publicación en Facebook (o quizá sí lo sea, no sería el primer viral falso de Internet). Un arranque muy prometedor. "Pagamos a un fotógrafo que aseguraba ser profesional 250€ por una sesión fotográfica. Por favor, mirad las fotos reales que nos ha entregado". A continuación, la obra de arte:

Los perros salen bien, pero ellos parecen un monstruo salido de una pesadilla de David Lynch, extraterrestres que tratan de hacerse por humanos pero que no han logrado descifrar todos los rasgos faciales de la humanidad.

Según explica, la explicación que da la fotógrafa es que era un día muy soleado y creaba unas sombras muy duras... y el profesor "nunca le había enseñado a retocar las fotos". Por lo visto todavía queda en el mundo gente que no ha descubierto los tutorales de YouTube.

Pero... ¿y esos dientes?

En otra fotografía -tomada, en teoría, por una persona no profesional- que se puede encontrar en su Facebook podemos ver cómo son. Seres humanos aparentemente normales con su piel de aspecto sano y un color de estar vivo:

Tal y como explicó Pam -la mujer de Dave-, han pedido a la fotógrafa que les envíe los originales, suponemos que para pedir a alguien que sí sepa manejar algo de Photoshop que las arregle, pero no que le devuelva el dinero. "Esto ha valido cada céntimo de lo que hemos pagado", explica. Más de 25.000 me gusta y 1000 compartidos, hay empresas que pagan mucho más por peores resultados.

Aunque hay motivos para pensar que puede ser falso. Arreglar las sombras es algo relativamente sencillo, mucho más que conseguir el resultado entregado. Además, el perfilado de la máscara que ha aplicada parece demasiado perfecto, especialmente alrededor del pelo, para alguien cuya habilidad con el programa es tan absolutamente inexistente.

No nos queda otra que desear que sea real y no un "invent". Dolería demasiado que fuese mentira.