La Jungla

Historia de la tecnología a través de los salvapantallas más hipnóticos

En la Jungla. Hacemos un repaso por la última tecnología desde una perspectiva muy especial, la de los salvapantallas. ¿Cuántos de ellos recuerdas?

Recuerdo la consulta del dentista cuando la adolescencia llenaba mi cara de granos y mis notas del instituto de suspensos. Sentado en esa consulta por la que no pasaba el tiempo, con esas revistas a las que les ocurría exactamente lo mismo, escuchando el sonido del taladro amortiguado mientras algún niño gritaba igual que una hiena a la que le pisan la cola. No había dolor, puedo trasladarme a la consulta sin que recuerde ningún otro sentimiento que la fascinación. Siempre que veo el salvapantallas de las tuberías me ocurre lo mismo: me traslada a la consulta de mi dentista.

Los ordenadores de antaño eran todos iguales, al menos en aspecto. Una torre sin alma en color blanco con una ranura para meter los disquetes, un teclado en el que se desdibujaban letras como la "A" o el intro y una pantalla enorme a la que se asomaba un elemento que está en extinción: el salvapantallas. Por eso me encantaba ir a la consulta de mi dentista: me quedaba hipnotizado ante aquella animación de tuberías que llenaba el monitor ocupando todo el espacio libre mientras se retorcía como una lombriz inmensa bailando breakdance. Los salvapantallas nos marcaron en nuestros inicios con la tecnología, basta con echarle un vistazo a los vídeos que tienes a continuación.

El primer salvapantallas es el que recuerdo: podía quedarme embobado durante horas.

Otro de los salvapantallas clásicos es el del laberinto. También de Windows y con un estilo que siempre me ha recordado al mítico Doom. ¿No te da la sensación de que tras torcer una esquina aparecerá un monstruo?

Salimos de los ordenadores y de Windows para caer en el DVD, también estos aparatos tenían un salvapantallas. ¿Que estabas unos minutos sin insertar ningún disco? Pues tenías al logo rebotando por la pantalla.

Al hilo del anterior salvapantallas no puedo pasar al siguiente sin recordar esta joya de la serie "The Office". Un corte que capta fielmente lo hipnóticos que eran los dichosos salvapantallas.

Volvemos a Microsoft con uno de los salvapantallas de Windows 98. "Mistery Saver" o "Casa embrujada" en español: una animación que ponía los pelos de punta. Y los pone, prueba a dejar el vídeo en una habitación completamente a oscuras...

Otro de los salvapantallas clásicos de Windows. Historia hipnótica pura.

Logotipos de Windows flotando por todas partes, casi parece una alucinación después de una fiesta hippy en casa de Bill Gates. Igual que el siguiente salvapantallas, otro de los más clásicos de Windows. ¿Recuerdas al cubo rebotando por la pantalla que iba adoptando distintas formas?

Los salvapantallas están en extinción. Ya no es tan habitual que la pantalla se mantenga encendida cuando no hay nadie utilizando el ordenador: lo mejor es programarla para que se apague ahorrando así algo de electricidad. Aunque nos quedamos sin ver auténticas obras de arte, como el último salvapantallas de la colección. Anda que no pegaron fuerte las letras verdes de Matrix...