Alberto Corazón retratado en la retrospectiva que ofrece Fundación Telefónica.

Alberto Corazón retratado en la retrospectiva que ofrece Fundación Telefónica.

La Jungla Hacia el 26-J

"Voté a Podemos y lo lamento", la incendiaria tribuna del artista Alberto Corazón

En la jungla. El artista llama desde 'El País' a votar masivamente contra Pablo Iglesias en una columna que causa conmoción en la Red.

P. F.

Aunque su nombre no es tan conocido como su trabajo, no es exagerado decir que sin Alberto Corazón (Madrid, 1942) España no sería tal y cómo la conocemos. Logotipos icónicos como el de los trenes de Cercanías, la ONCE o Paradores Nacionales son obra de este artista gráfico. Universidades, empresas, fundaciones, ministerios, la banca: pocas instituciones han evitado recurrir a su toque. La Fundación Telefónica ofreció hace justo un año una retrospectiva sobre su obra.

No es su trayectoria sin embargo el motivo que lo ha convertido en tendencia de Twitter en la madrugada del miércoles, sino una tribuna publicada a medianoche en la versión digital del diario El País. En ella, Corazón se destapa como votante de Podemos, pero arrepentido. Culpa a Pablo Iglesias de "vanidad" y "presidencialismo", y de haber hecho descarrilar el pacto con el PSOE que hubiera desbancado a Mariano Rajoy.

"Pablo Iglesias salvó al PP de una derrota cantada" - acusa Corazón, cuando "todas las fuerzas de progreso y reformistas estaban de acuerdo en expulsar a Mariano Rajoy y a la corrupción de la vida pública", en referencia al pacto del Abrazo firmado entre PSOE y Ciudadanos. "La razón era que se le negaba la vicepresidencia y algunos ministerios como botín del acuerdo".

Podemos se ha convertido así en el "principal obstáculo para este país que aspira a ser una sociedad decente, abierta y libre". Los votantes de izquierdas y "ciudadanos de bien" que "han aprendido la lección" están llamados a acudir masivamente a las urnas, pero para votar en contra de la formación morada. Aunque Corazón no lo designa explícitamente, la única alternativa que puede estar proponiendo es al PSOE, cuyos vicios, como la "tendencia caciquil de sus barones", achaca también a la influencia del partido de Pablo Iglesias.

El diseñador es especialmente duro al acusar a Pablo Iglesias de traicionar los ideales del 15-M y sustituir de "un plumazo" su "carácter asambleario popular" por presidencialismo. "La denuncia del poder, la 'vieja casta' política, ocultaba que su propósito era el de crear una 'nueva casta' controlada por su liderazgo". 

Tampoco le reconoce méritos al grupo de Podemos tras su paso por el Congreso en la breve legislatura. Su único aporte ha sido, a su juicio, "el postureo, los malos modos en la Cámara y la más banal retórica". Desgrana a continuación la lista de males que el "sectarismo" de Iglesias, al bloquear el pacto que hubiera arrebatado el poder al PP, ha permitido: desde los recortes en los servicios sociales al incumplimiento de la Ley de Memoria Histórica pasando por la Amnistía Fiscal y "la perpetuación del nacional-catolicismo en el currículum escolar".

"Seguimos en esta ciénaga del PP de Mariano Rajoy por el apoyo —impensable— de Podemos" - clama Corazón. "Estamos ante la enorme paradoja de que para enviar a la oposición al PP de Mariano Rajoy tenemos que hacer lo mismo con el partido de Pablo Iglesias".

La virulenta tribuna ha tenido un enorme impacto en el turno de noche de Twitter. Los simpatizantes de Unidos Podemos han contraatacando acusando al diario del Grupo Prisa de usar a Alberto Corazón como ariete de su estrategia editorial para evitar el sorpasso de la candidatura conjunta al PSOE mediante la demonización. El pasado domingo el editorial de El País bajo el titular 'Una gran impostura' que acusaba de "populistas y catastrofistas" a los partidos de la confluencia, fue recibida con similar indignación.