Las ITV piden que se prohíba renovar el seguro de un vehículo si no pasa la inspección técnica.

Las ITV piden que se prohíba renovar el seguro de un vehículo si no pasa la inspección técnica.

Reportajes

A la caza de conductores sin ITV: la medida por la que no podrás renovar el seguro de tu coche

La decisión de la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración busca luchar contra el absentismo de los conductores.

Noticias relacionadas

La Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV) ha solicitado que se prohíba renovar el seguro de un automóvil si no ha pasado la ITV.

Tal como ha indicado la asociación, esta es una de las medidas en las que AECA-ITV está trabajando para luchar contra el absentismo de los conductores a la hora de pasar la inspección técnica de sus vehículos, que llega al 20% (dato que se eleva al 40% en furgonetas, 43% en motocicletas y 58% en ciclomotores).

Así, ha valorado que en el Congreso de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), celebrado la semana pasada en Madrid, se haya puesto en valor la importancia de la ITV para la seguridad vial. "Los vehículos van a evolucionar tecnológicamente de una forma muy rápida. Y ello requerirá que el sector de la ITV se adapte a estos cambios para asegurar que los vehículos, durante su vida de funcionamiento, cumplen las normas establecidas de seguridad vial y emisiones", ha subrayado el director gerente de AECA-ITV, Guillermo Magaz.

Además, desde AECA-ITV han señalado el "paso muy importante" que supuso el nuevo Real Decreto que entró en vigor en mayo de 2018, que permitió contar con una inspección "más independiente, exigente y completa" y que reforzó los procedimientos de formación de los inspectores.

Los requisitos

Este año, la ITV se verá claramente endurecida. En primer lugar, las marcas tendrán que facilitar los datos técnicos. Esto será una ventaja para los conductores, pero no para los fabricantes, que tendrán que proveer a los operarios de las ITV con toda la información sobre los coches matriculados a partir de 20 de mayo de 2018. De esta forma, los conductores no tendrán que entregar prácticamente nada cuando lleguen a las estaciones correspondientes que elijan para revisar sus vehículos.

También, se producirá más atención electrónica. Los operarios se sentarán en el coche y, mediante una especie de iPad, supervisarán todos los aspectos desde el ordenador (ABS, frenos, dirección asistida, airbags…). Además, a partir del año 2020, todos los vehículos podrán pasar la ITV con un mes de antelación a la fecha de vencimiento. Del mismo modo, la DGT permite reducir los accidentes de tráfico y pondrá su punto de mira en todos aquellos vehículos que no hayan pasado la inspección. 

Otro elemento que supervisarán del vehículo será el alumbrado y los neumáticos.  Tráfico ha denunciado que más de un millón de vehículos circulan con defectos graves en las ruedas. O bien, tienen ranuras con una profundidad inferior a los 1,6 milímetros recomendados. Y, por otro lado, que las luces que proyecten los faros sean suficientes y que estén perfectamente dispuestas para evitar deslumbrar a otros conductores. Por eso, la DGT recomienda cambiar las lámparas cada 40.000 kilómetros.