Administración donde se ha sellado el boleto ganador

Administración donde se ha sellado el boleto ganador

Reportajes

Villaverde busca al vecino de los 130 millones: "Yo no diría nada, haría la maleta y hasta luego"

Es una de las zonas de Madrid más castigadas por el desempleo. Un barrio obrero donde reside el último acertante del sorteo Euromillones

Noticias relacionadas

¿Qué haría usted con 130 millones de euros? Da para fantasear mucho rato. Es la pregunta que se hacen los vecinos de Villaverde desde el viernes, cuando supieron que en la administración de lotería de la calle Alberto Palacios, alguien selló en la máquina un boleto de Euromillones y ha resultado premiado con el bote. 130 kilos.

La conversación es esa, sobre todo en los bares. Porque sobre la identidad del agraciado (o agraciada) ya asumen que no van a saber mucho más. “Al menos en estos primeros días; igual para el miércoles o así ya al menos hemos ubicado por dónde vive. Porque al final por aquí nos conocemos casi todos”, cuenta Raúl, el propietario del bar La Picota 2.

Es uno de los mayores premios que se ha dado nunca en España. El sorteo del Euromillones se celebra todos los martes y viernes en París. Participantes de 9 países europeos optan a un premio que va aumentando de cantidad semana tras semana. El de este viernes dio como números ganadores el 9, 15, 17, 25 y 40 y dos complementarios que son las estrellas: 3 y 9. La ganadora o ganador madrileño se ha llevado el bote de 130 millones al haber acertado exclusivamente todos los números.

Ahora, el contador se vuelve a poner a cero. O mejor dicho, a 17 millones. El misterioso boleto ganador de Villaverde fue sellado en la máquina de la Administración de Loterías número 469 de la capital, ubicada en el número 15 del Paseo Alberto Palacios, en Villaverde Alto, según la información facilitada por Loterías y Apuestas del Estado. Es todo lo que se sabe. Ni el lotero tiene la más remota idea de la identidad de la persona afortunada.

Viudo y sin hijos

“Yo he escuchado esta mañana que es un señor, viudo y sin hijos. Pero no me creo nada. El que sea no lo dirá, yo al menos no lo diría. Pero al que le toque, bien tocado está”, cuenta Agustín, otro vecino que atiende a EL ESPAÑOL. “No verás chalés por aquí, sólo gente trabajadora, así que es gente que lo necesita”, resume. Y es que Villaverde es una zona obrera del sur de Madrid donde la vida no es sencilla. Es el segundo distrito con mayor tasa de paro de los 21 que hay Madrid, ciudad de la que forma parte como barrio desde 1954. Se espera que la planta que Amazon está construyendo ayude a paliar un poco esos niveles de desempleo. Cuenta con una importante comunidad latina, siendo Sudamérica la principal zona de origen de sus inmigrantes.

Villaverde Alto es un barrio, pero en algunas cosa funciona como los pueblos de antes. Mucha vida en la calle, muchos vecinos que se conocen de toda la vida… y uno de los pocos pasos a nivel que quedan en España. “Lo que hay también son muchos bares. Al final daremos con quien ha sido o por lo menos nos aproximaremos, porque en los bares se sabe todo”, asegura Raúl de La Picota 2.

El 130 era el autobús que llevaba a los toxicómanos a Las Barranquillas

El 130 era el autobús que llevaba a los toxicómanos a Las Barranquillas Cronistas Villaverde

La vida no es fácil ahora ni lo ha sido nunca. En el distrito de Villaverde estaba ubicado el que dicen que fue el mayor hipermercado de la droga de Europa: Las Barranquillas. La línea 130 del bus, la que unía Villaverde Alto con Vicálvaro, era la que cogían los toxicómanos para venir a comprar droga a la zona. Por ese motivo, el grupo de rock Motociclón, en su disco Himnos de extrarradio, compuso una canción llamada Ruta 130 explicando la dura vida de los drogodependientes. “Un bus me lleva al barrio por fin. Es el 130, voy a alucinar. Yo no sé dónde estoy, pero sé dónde voy”, dice el estribillo.

Echaron abajo Las Barranquillas en 2009 y, con ellas, el supermercado de la droga. De lo que no se ha podido librar aún el distrito de Villaverde es del supermercado del sexo en la calle. La Colonia Marconi es uno de lo lugares de Madrid con un mayor número de prostitutas captando clientes en la calle. El lugar donde la trata es más evidente.

Histórico

El premio, no obstante, ha caído en Villaverde Alto, el primer barrio del distrito, el casco histórico. El lugar en el que se construyó una villa romana en el siglo I y que servía de paso para los comerciantes que llegaban a Madrid desde el sur. Una villa, “a una legua de Madrid”, que tenía que ser uno de lo puntos por donde pasase el Real Canal del Manzanares. Una colosal obra de ingeniería que tenía que unir Aranjuez con Madrid por vía fluvial, para luego desviarse a Portugal o Sevilla. Y que nunca se llevó a cabo.

“Villaverde alto está mejor que la Colonia Marconi. Es un barrio obrero, pero no es peligroso”, cuenta Débora, encargada del Luna gastrobar, que trabaja y reside en Villaverde. Confiesa que tampoco le ha llegado ninguna información acerca de la identidad del agraciado. “Es un barrio complicado, aunque yo llevo 34 años viviendo aquí y nunca he tenido ningún problema”, concluye Débora.

Por si acaso, al agraciado no le conviene levantar la liebre: “Yo no lo diría. A nadie”, sentencia Raúl, que tiene claro que “a la única que se lo contaría sería a mi mujer, para que hiciera las maletas pronto y nos largábamos de España No sé ni dónde. Sólo que me iría de España”. Lo que tiene claro es el mensaje que dejaría a los parroquianos en la persiana del bar cerrado: “Yo ya me he ido, que le den por culo a todo”, concluye entre risas.