Lugar donde han sucedido los hechos, en la calle Luis Portones 29, Madrid.

Lugar donde han sucedido los hechos, en la calle Luis Portones 29, Madrid.

Reportajes

Perfecto y Marcelina, los ancianos degollados en Madrid: estaban solos y en habitaciones distintas

Estos dos octogenarios han aparecido con profundos cortes en el cuello en el distrito de Tetuán. La hipótesis más probable es un robo. 

Una pareja de ancianos ha fallecido este lunes en el distrito madrileño de Tetuán. Marcelina Martínez, de 80 años, y Perfecto Cuesta, de 79, han aparecido degollados en su vivienda en el número 29 de la calle Luis Portones.

Ha sido sobre las 15 horas cuando la técnico sanitaria de Asispa ha ido al domicilio, ha llamado a la puerta y no ha conseguido entrar. En ese momento ha avisado a Maricarmen, una vecina del bloque. Esta ha llamado a una sobrina de la pareja de octogenarios. Al entrar en la vivienda se han encontrado los cadáveres con profundas heridas en el cuello y desangrados.

Los cuerpos estaban en habitaciones diferentes y la muerte era reciente, de horas, según han declarado los servicios de emergencia. Él estaba en el salón; ella, en el dormitorio, tirada en la cama. Había sangre por todas partes.  

El caso se encuentra en manos del Grupo VI de Homicidios de la Policía Nacional y la Policía Científica, que ha estado toda la tarde recogiendo pruebas. Alrededor de las 19 horas, han levantado y sacado los cuerpos de las víctimas. 

La hipótesis más probable es que se trate de un robo, ya que la casa se encontraba muy revuelta, pero no se descartan otras posibilidades. "Últimamente hay muchos robos, mucha delincuencia. Es bastante conflictivo el barrio", asegura una vecina del portal contiguo. "Que pongan más policías, que a las nueve ya no se puede salir por este barrio".

Enfermo y con dificultad para moverse

La teoría de que se trate de un caso de violencia machista es poco probable, ya que Perfecto estaba gravemente enfermo y tenía dificultades para moverse. Pese a esto, la sobrina de ellos que se ha encontrado los cuerpos salió de la casa gritando: "¡Él la ha matado, él la ha matado!".

Maricarmen y otros vecinos han relatado cómo la pareja salía a pasear casi todos los días. Perfecto necesitaba la ayuda de una cuidadora para caminar y apenas recorrían un par de calles. Marcelina iba siempre detrás, por si su marido se caía, algo relativamente frecuente. 

Ella, por el contrario, estaba bastante mejor y se movía con bastante fluidez. Según cuentan estas mismas vecinas, era muy simpática. "Una pareja de ancianos muy normal", recalcan. 

Marcelina y Perfecto llevaban "por lo menos 20 años" viviendo en este bloque del barrio de Berruguete. No tenían hijos. Ninguno de los vecinos consultados por este medio ha oído o visto nada fuera de lo normal en el transcurso de la mañana, cuando se produjeron las muertes, presumiblemente. Solo a las 15 se han oído algunos gritos. Eran de la persona que se encontró los cuerpos. 

Pese a que en el barrio ha aumentado la inseguridad en los últimos años, los crímenes como este no son lo habitual. El último episodio que conmociono al barrio fue la muerte de Lisvette, una joven de 16 años asesinada a manos de Francis Guzmán de los Santos. Ocurrió en noviembre de 2017 en la calle Panizo 58, a pocos metros de donde este lunes se ha encontrado a estos dos octogenarios degollados.