Marta Calvo desapareció el pasado 7 de noviembre.

Marta Calvo desapareció el pasado 7 de noviembre.

Reportajes

El asesino de Marta Calvo estaba el libertad provisional cuando quedó con ella y la descuartizó

Jorge Ignacio Palma había recurrido la sentencia de tres años y medio de cárcel por un alijo de cocaína que transportó a Pamplona.

Reportajes Agencias

Noticias relacionadas

El descuartizador y narcotraficante colombiano detenido por el homicidio de Marta Calvo Burón se encontraba en libertad provisional cuando cometió el crimen. Había salido de prisión en 2018 tras recurrir una condena de tres años y medio de cárcel por tráficar con cocaína. Jorge Ignacio Palma Jácome cuenta con un amplio historial 

Jorge, de 37 años, fue detenido por la Policía Foral de Navarra en el año 2017 junto a otros tres narcotraficantes por haber transportado un gran alijo de cocaína desde Valencia hasta Pamplona.

En la sentencia quedaron probados los hechos. Reconoció que había transportado la droga. No podía negar la evidencia, ya que al ser detenido le interceptaron un paquete de 300 gramos de cocaína valorado en 15.000 euros. Todo el material estupefaciente que trasladó hasta la capital navarra era para que luego se distribuyese en distintas localidades y locales nocturnos esparcidos por la  geografía foral.

No fue el único detenido en aquella operación. Otros colegas suyos, uno de ellos afincado en Pamplona, fue enviado también a prisión. Este hombre solía contactar con otros narcos de Madrid y Valencia con el fin de que le suministrasen esta clase de sustancias para su posterior distribución. 

Los policías forales irrumpieron en el piso donde se producía la entrega, situado en la  localidad de Orcoyen, con la autorización judicial correspondiente, y Jorge, ahora detenido como descuartizador y presunto homicida de la joven de 25 años que desapareció el pasado 7 de noviembre, se cayó con todo el equipo. 

Los antecedentes del criminal

Jorge tiene antecedentes por diversos delitos, como tráfico de drogas.

Jorge tiene antecedentes por diversos delitos, como tráfico de drogas.

Marta desapareció la mañana del 7 de noviembre. Lo último que hizo, como cada vez que quedaba con un desconocido, fue enviarle su ubicación de whatsapp a su madre, como hacía normalmente. La última conexión se produjo a las seis de la mañana y, desde ese momento, nada más se supo de ella.

Tras interponer su madre la denuncia por su desaparición, los agentes del grupo de Homicidios de la Guardia Civil en Valencia comenzaron una ardua investigación para dar con el paradero de ambos, ya que a Jorge se le perdió la pista días después. En este mes, la Policía ha registrado la casa del joven hasta en dos ocasiones, en busca de cualquier pista que pudiera llevar a Marta. Además, se ha desplegado un amplio dispositivo para encontrarla en pozos y acequias.

Todo apuntaba a que el hombre, con antecedentes policiales en Italia, había huido del país. Además, también se le vinculó a la muerte de una prostituta el pasado abril, la cual falleció por sobredosis de estupefacientes. Jorge había sido su último cliente, y cuando la mujer había empezado a convulsionar, Jorge desapareció de la habitación del prostíbulo. Las autoridades le interrogaron por aquello, en una causa que todavía permanece abierta. 

Ahora ha terminado por entregarse. Sin embargo, este hombre de confianza de un clan de narcotraficantes en el Levante español, ya había estado preso. Sabía lo que era pasar por la cárcel. Tanto por la española como por la italiana. Llevaba demasiado metido en este mundo sórdido. 11 años atrás fue interceptado con 9 kilos de cocaína en el maletero de su coche en Brescia, Italia. Se había llevado a su abuelo como señuelo, pero aún así descubrieron sus intenciones.

Lo mismo ahora con Marta. Jorge declaró ante los agente de la Guardia Civil que no la mató él, sino que murió de forma accidental al mantener relaciones sexuales con consumo de cocaína. Lo que en el argot se conoce como 'fiesta blanca'. La consumieron, dijo, de un modo que la sustancia contactó al instante con la sangre. La joven falleció esa noche. Jorge dijo que la descuartizó y se deshizo de las partes de la víctima depositándolas en distintos contenedores.