Vehículos adaptados para obtener el permiso de conducción. Foto: EFE

Vehículos adaptados para obtener el permiso de conducción. Foto: EFE

Reportajes

El nuevo carnet de conducir no será ni más difícil ni más costoso: la DGT aplaza los cambios

Otras medidas, como la limitación de la velocidad máxima a 30 km/h en las vías de un único carril, también se han aplazado.

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha asegurado este lunes 20 de mayo que a partir del próximo 1 de julio no se producirá ningún cambio en la formación y en los exámenes para poder obtener el carné de conducir.

"En el mes de julio no se producirá ningún cambio que afecte a la obtención del carné de conducir, por tanto no va a ser más difícil ni más costoso sacarse el permiso que autoriza a conducir, tal y como aparece publicado en algunos medios", indica el organismo dependiente de Interior en un comunicado.

El 1 de julio era la fecha prevista en el borrador del Real Decreto que había preparado el organismo dependiente del Ministerio del Interior por el que se modificaba el Reglamento General de Conductores, y en el que se recogen cambios en la formación y los exámenes.

Fuentes de la DGT han recalcado a Europa Press que el documento está sujeto a modificaciones e incluso no descartan que la medida quede finalmente sin aprobarse.

Asimismo, aclaran que estos cambios están en el aire como consecuencia de la situación política, pues hasta que no se constituya un nuevo Gobierno no se puede aventurar si se va a seguir adelante con esta iniciativa, que quedó paralizada tras la convocatoria de elecciones.

No es la única norma que ha preparado la DGT y que está a la espera de los acontecimientos políticos. Lo mismo sucedería con el Real Decreto de medidas urbanas de tráfico, que pretendía limitar a 30 km/h la velocidad en vías de un único carril por sentido de circulación en ciudad, así como regular la circulación de los denominados Vehículos de Movilidad Personal (VMP).

Formación obligatoria

El borrador de Real Decreto que modifica las condiciones de la formación y los exámenes, al que tuvo acceso Europa Press, recoge una formación obligatoria teórica presencial de ocho horas para todos los aspirantes a conductores, además de una formación presencial obligatoria de entre dos y seis horas (dependiendo del tipo de carné) para quienes quieran obtener un permiso diferente al A o al B.

También introduce cambios en los exámenes teóricos y prácticos. Con respecto al teórico, el tiempo para hacer el examen podría ampliarse al incluirse la posibilidad de incluir vídeos que acompañasen a las preguntas y los errores cometidos no podrían exceder el 10% del total de preguntas formuladas. Actualmente este porcentaje es del 20%, aunque fuentes de Tráfico especificaron a Europa Press que actualmente ya se aplicaba el 10%.

En cuanto al práctico, se establecen plazos mínimos para poder presentarse a más de una convocatoria, además de indicar que, por cada no apto, el alumno debería recibir cinco clases de conducir para poder presentarse de nuevo al examen.