Bruna Liliana sigue ingresada en el Hospital San Jorge de Huesca

Bruna Liliana sigue ingresada en el Hospital San Jorge de Huesca

Reportajes Religión

La conversión de Liliana en Testigo de Jehová: un calvario con sus padres que aguardan la salvación

La nueva fe de la joven portuguesa residente en Sabiñánigo había provocado algún encontronazo con sus familiares, que la advertían de los riesgos relacionados con el tema de la sangre. Liliana sigue en estado grave y la última noche le subió la fiebre. La transfusión sigue sin hacerse.

Noticias relacionadas

Liliana se marchó de casa de sus padres en Jaca y se fue a vivir a Sabiñánigo. Primero, porque quería independizarse. Pero también porque últimamente la relación se había tensado más de la cuenta. Los motivos: puramente religiosos. Desde que la chica de 20 años abrazó la fe de los Testigos de Jehová, su carácter había cambiado. Se había implicado demasiado en la causa y sus padres, que no comparten creencias con ella, se preocupaban.

Bruna Liliana, ¡Lili' para los más íntimos, es aficionada al trekking, a la montaña, al hip hop y al fútbol. Comparte su condición de culé con la de fan de su compatriota Cristiano Ronaldo. Pero Lili había atravesado una época delicada, buscaba respuestas y creyó encontrarlas en los Testigos de Jehová. Esa decisión le cambió la vida, a ella y a su familia. Se la ha cambiado y a punto ha estado de quitársela. Liliana se integró en los Testigos y ahora se debate entre la vida y la muerte en el Hospital San Jorge de Huesca.

Lo cuenta una persona próxima al entorno de la joven. Bruna Liliana Gomes todavía permanece ingresada en la UCI del Hospital San Jorge de Huesca. Su estado sigue siendo grave. Fue despertada el 23 de marzo por los médicos. Llevaba casi un mes en coma inducido. Ahora puede comunicarse con una especie de pizarra. Pero su estado de salud sigue siendo muy delicado: su nivel de hemoglobina (la sustancia de la sangre que transporta el oxígeno) es muy bajo. No obstante, sigue sin querer una transfusión de sangre. 

De excursión al monte

Bruna Liliana procede de Guimaraes, Portugal, pero llegó a la provincia de Huesca cuando era una niña. Se crió en Aragón y residía junto a su padre Bruno, su madre Elisa y su inseparable hermano Joao en una vivienda de Jaca. El padre trabaja en la construcción, lo que está haciendo que no pueda acudir a diario a ver a su hija, tal y como él querría. La madre de Liliana sólo trabaja los fines de semana, por lo que dispone de los días laborables para estar al lado de su hija. 

Todos ellos son grandes aficionados a las excursiones y a la montaña. Suelen apuntarse a salidas organizadas por el pirineo aragonés, cuyos paisajes fueron uno de los reclamos de esta familia para llegar aquí cuando salieron de Portugal. Una de las actividades favoritas de la familia es salir en grupo a caminar por los parajes montañosos oscenses. 

La afición favorita de Liliana es caminar por la montaña del Pirineo Aragonés

La afición favorita de Liliana es caminar por la montaña del Pirineo Aragonés

Liliana no tiene un trabajo fijo. Ahora se desempeñaba como limpiadora, pero también había trabajado un tiempo los fines de semana en un asador de pollos. El próximo 10 de junio cumplirá 21 años. Tiene toda la vida por delante. Pero en los últimos tiempos había atravesado algún episodio de ansiedad que le había afectado en su estado anímico. 

Suspicacias por la religión

Es ahí cuando el ser humano busca respuestas. Y a Liliana le pareció encontrarlas en los Testigos de Jehová. Hace algo más de un año que pasó a formar parte de la congregación, en la que estaba muy integrada. Demasiado, a ojos de algunos de su entorno. Aunque sus padres conocían su nueva fe, no sabían que el grado de implicación de su hija era tan alto. No imaginaban que pudiese llegar a dejarse morir a sí misma, si llegase el momento, por una cuestión de fe.

Aunque es un tema del que no se hablaba mucho en casa de los Gomes, cuando surgía aumentaba la tensión. Los padres de Liliana, especialmente su padre Bruno, no acababan de ver con buenos ojos que su hija veinteañera se entregase con tanta devoción. Pero, más allá de eso, preocupaba el tema de la sangre. Sabido es que los Testigos de Jehová tienen prohibido ingerir sangre o recibir transfusiones. No era algo que tuviese que suceder, pero llegado ese caso...

No se imaginaban en casa de los Gomes que ese aspecto se acabaría convirtiendo en un grave problema cuando la chica se marchó de casa. Se independizó y se fue a vivir a Sabiñánigo, un pueblo a 20 kilómetros de Jaca. Cerca de su familia y cerca de las montañas y del entorno natural que tanto le gusta. 

Una mujer de los Testigos decide su suerte

El resto ya es sabido. El 8 de enero firmó un documento de Instrucciones Previas. En él le daba plenos poderes a una mujer, también Testigo de Jehová, para que vigilase que nadie le hiciese una transfusión de sangre en caso de accidente o enfermedad que impidiese a Bruna Liliana decidir por sí misma. A principios de marzo caía enferma, aquejada de fuertes dolores abdominales. Le diagnosticaron peritonitis y su estado de salud empeoró. Los médicos optaron por inducirle el coma y plantear una transfusión de sangre. Los Testigos de Jehová se negaron.

Bruna vive en Sabiñánigo, a unos 20 kilómetros de Jaca

Bruna vive en Sabiñánigo, a unos 20 kilómetros de Jaca

Ahora, Liliana sigue ingresada. Experimentó una leve mejoría el lunes 25; parecía que se recuperaba de forma espontánea. Pero por la noche volvieron las fiebres. Cuentan fuentes próximas al hospital que ha empeorado ligeramente. Siguen pensando que lo ideal sería que recibiese sangre. Eso no curaría su dolencia, pero permitiría que mejorase su estado físico. Y es que la carencia de hemoglobina hace que el oxígeno no sea correctamente repartido por la sangre, lo que podría acabar acarreándole secuelas importantes. 

Pero, a día de hoy, todo sigue igual. Los familiares querían hablar con lo medios de comunicación e incluso llegaron a concertar varias entrevistas, Sin embargo, cambiaron de idea en el último instante y por el momento no quieren hablar. "Lo harán más adelante. Están concienciados y no quieren que nadie más tenga que pasar por este trance. Pero de momento no quieren recibir a nadie"; cuentan desde el entorno del caso.

Mediador de emergencia

Ni siquiera han permitido que Diego Hidalgo vea a Liliana. Diego fue Testigo de Jehová durante 34 años, luego apostató y ahora preside la asociación Liberados.net, que trata de ayudar a personas en peligro de muerte o ruptura sentimental por cuestiones relacionadas con la congregación. Diego ya ha mediado en un par de casos similares al de Bruna Liliana: uno en Girona y el otro en Sevilla. En los dos casos se trataba de Testigos de Jehová que podían morir si no recibían una transfusión de sangre. Él dialogó con los enfermos y los convenció.

Diego Hidalgo intentará hablar con la chica para mediar

Diego Hidalgo intentará hablar con la chica para mediar

En cuanto se enteró del suceso, Diego se ofreció para interceder. Propuso visitar a la paciente y explicarle allí varias cosas sobre la congregación que, esperaba, le hiciesen cambiar de opinión. Pero Liliana sigue muy débil. A duras penas puede sostener la pizarra mediante la cual se comunica con sus allegados. Han sido los propios padres de Liliana los que han decidido postergar el encuentro. 

Por el momento, la prioridad es su salud. Y se están buscando soluciones alternativas a la sangre. "Ahora mismo no hay riesgo de fallecimiento. Pero lo habría si la chica sufriese una hemorragia", cuentan a EL ESPAÑOL. Quizás se acabe salvando, pero la única certeza es que cada minuto que pasa Liliana sin recibir una transfusión que le haga subir su nivel de hemoglobina, la va a sumir en un estado de debilidad cada vez mayor.