Pilar Baeza, candidata de Podemos a la alcaldía de Ávila, participó en el asesinato de Manuel López.

Pilar Baeza, candidata de Podemos a la alcaldía de Ávila, participó en el asesinato de Manuel López. E.E.

Reportajes

El hermano de la víctima: "Pilar Baeza comía con mis padres cuando Manuel estaba ya en el pozo”

La familia gastó millones de pesetas en el juicio de la ahora candidata de Podemos en Ávila, cómplice "sin escrúpulos" del asesinato de Manuel López.

Han pasado más de 30 años pero el recuerdo sigue latente. La familia de Manuel López, el joven de 24 años que fue asesinado en con la complicidad de Pilar Baeza, la ahora candidata de Podemos a la alcaldía de Ávila, todavía no lo ha superado. Recuerdan cada detalle, lo mal que lo pasaron, el dinero que se dejaron y la impotencia que sufrieron. Por eso, gran parte de los miembros de la familia prefieren no recordarlo.

Antes de llegar a Ávila, Pilar Baeza vivía en Leganés. Según ha publicado EL ESPAÑOL en 1985 Baeza participó en el homicidio de Manuel López Rodríguez que presuntamente la había violado.Tras la agresión sexual, Baeza se lo contó a su novio, Manuel Gutiérrez, y con la ayuda de otro amigo, Juan Carlos Torres, entre los tres planearon el asesinato del presunto violador. El cadáver pasó tres meses en un pozo hasta que Juan Carlos se entregó y confesó. 

Aunque los autores materiales fueron los dos varones, la ahora candidata participó en los hechos otorgando a los asesinos el arma homicida, que robó de la armería que regentaban sus padres y en la que ella trabajaba. Por eso, le cayeron 30 años de prisión, aunque no los cumplió todos por motivos que este diario desconoce. 

“Cuando salió de la cárcel, nosotros decidimos pasar del tema porque si no nos íbamos a arruinar”, comenta Juan Carlos López, el hermano mayor del asesinado, que asegura que sus padres se llegaron a gastar millones de pesetas en el juicio. Asegura que las autoridades les recomendaron que si tenían dinero se lo gastaran en abogados porque los iban a necesitar.

Juan Carlos recuerda los hechos con gran dolor. “El día que fui a reconocer a mi hermano, las autoridades me dijeron que que no hiciera lo que fuera que se me estuviera pasando por la cabeza”, asegura. “Me dijeron que si pasaba algo sabían que vendrían a por mi, que eran unos profesionales”, añade.

“Yo no digo que mi hermano y ella no tuvieran relaciones sexuales, ahora, si fue violación o no, no lo podemos saber porque nadie estuvo ahí”, comenta. La violación fue el móvil, de ahí surgió el ánimo de venganza, según recoge la sentencia a la que ha tenido acceso EL ESPAÑOL. “Pero ella no tiene escrúpulos”, dice Juan Carlos de Baeza. “Después de que lo asesinaran, ella iba a mi casa a preguntar por él y a veces se quedaba a comer con mis padres”, añade. Mientras, el cuerpo de su hermano estaba en el pozo al que lo habían arrojado. 

Para Juan Carlos, lo más doloroso es la premeditación con lo que se hizo todo. “Hay que recordar que el día que lo asesinaron, a ella le devolvieron el arma, bajó a la armería, la limpió, le quitó el percutor y la volvió a dejar donde estaba”, relata.

De hecho, en la sentencia se recoge la “intencionalidad homicida” y la “premeditación” para acabar con la vida de Manuel López. El documento recoge los signos “todos ellos suficientemente reveladores de una meditación reflexiva, madurada y persistente en el mantenimiento de la voluntad criminal desde la concepción misma del hecho hasta su perpetración a través de un lapso de tiempo extenso”.

La noticia que ha publicado este sábado EL ESPAÑOL ha caído como una bomba en Podemos de Castilla y León. Según ha confirmado el partido, a lo largo del día se han mantenido reuniones para elegir una forma de afrontar la situación. Algo que ha ocurrido de puertas para adentro y que ha contrastado con la postura del partido de cara al público: silencio absoluto al respecto. 

Esto, de todas formas, llama la atención ya que el secretario general de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, ha asegurado en conversaciones con este diario que ya conocía los hechos. Baeza se lo contó cuando fue elegida en las primarias para la alcaldía, a principios de febrero, y Fernández le dijo que se era probable que lo sacaran a la luz pero que si quería seguir adelante no había problema. 

Quizás es por eso que la formación morada ha sacado pecho con la candidatura de Baeza. Fernández ha calificado los actos en los que participó la candidata como algo “terrible y deleznable”, pero considera que ya ha pagado su deuda. “La Constitución la ampara para tener una vida normal”, ha comentado a este diario. 

No tenemos intención de impedir que se presente como representante público porque no tiene ninguna deuda”, ha asegurado. “Ha cumplido su condena y está en su derecho de intervenir en todos los ámbitos de la vida”, ha añadido. Por eso, Baeza seguirá acudiendo al acto de este domingo en Valladolid en el que la formación va a presentar a sus candidatos a las Municipales, Baeza entre ellos.