Denisa, Mario (su ex pareja) y Rocío (la actual novia de su ex pareja), la principal sospechosa.

Denisa, Mario (su ex pareja) y Rocío (la actual novia de su ex pareja), la principal sospechosa.

Reportajes Crimen de Alcorcón

Rocío la 'Golosina' y la asesinada Denisa se quedaron embarazadas de Mario y abortaron

Denisa y Rocío compartieron novio, Mario, y también embarazo. Ambas, eso sí, abortaron. La primera de ellas, porque pensó que era lo mejor. Su madre, Daniela, la convenció. Y ella, como buena hija, obedeció. La segunda, sin embargo, lo perdió antes de asesinar a Denisa en Alcorcón (Madrid), antes de clavarle hasta en cinco ocasiones un cuchillo de cocina y arrebatarle la vida; antes de que los celos la llevaran a tomar una decisión drástica. Eso se desprende del sumario del caso, según ha desvelado Telecinco. 

La toxicidad de la relación mantenida por los tres acabó en tragedia. Denisa había estado saliendo durante un año con Mario, llamado Rews por cómo firma sus grafitis. Con él vivió momentos buenos, pero también alguno desagradable. Cuando se quedó embarazada de él, dudó. Qué hacer, pensó. Y le preguntó a su madre, Daniela, que la convenció para que abortara porque era lo mejor. Su hija aceptó. Pero aquello acabó con una ruptura entre ella y su novio. 

Mario la dejó para empezar a salir con Rocío. Denisa, entonces, se quedó tocada. Llegó a atentar con ir a un psicólogo, pero su madre le quitó la decisión de la cabeza. Lo dejaron en junio y se marchó con su familia en un crucero por el Mediterráneo. Disfrutó e incluso tuvo la oportunidad de ‘ligar’, pero se negó. Todavía tenía a su ex novio en su cabaza. No entendía cómo se podía haber ido con la ‘Golosina’, una “drogadicta”, como le confesó a su madre. 

A su vuelta, empezó una nueva relación con el que era su novio actualmente, Iván. No obstante, Mario seguía presente en su vida. Habían amagado con volver, pero no lo hicieron. Ambos se intercambiaban mensajes y Rocío entró en escena. No lo podía soportar y le empezó a mandar textos amenazantes de WhatsApp a Denisa. En ellos les decía que estaba embarazada de Mario y que iba a ser madre. También, que “iba a rajarla entera”, que “le iba a quitar la vida” y que mataría “a su padre putero”. 

Todo aquello se lo transmitió Denisa a sus padres, separados. Junto a su madre, le quitó importancia. “Siempre lo dice y luego no hace nada”. Y junto a su padre Emil, más de lo mismo. “Yo me ofrecí para mediar en la situación. Me dijo que su padre era guardia civil y yo pensé en hablar con él, pero no quiso”, desveló, pesaroso, tras el fallecimiento de su hija. 

Después, llegó el apuñalamiento en esa esquina entre las calles Cuenca y Desmontes en Alcorcón, las cámaras, las velas en el descansillo donde cayó su cuerpo y las condolencias. Rocío fue detenida en el chalé de Ventas del Marqués (Toledo), donde vivía desde hace año y medio apróximadamente junto a su padre, guardia civil del Seprona, y su madre. 

“Aquí se peleó en las fiestas, era una chica problemática, se metía de todo (en referencia a las drogas)”, reconocieron los vecinos de la localidad en conversación con EL ESPAÑOL. Aquella historia de amor trágica había acabado con su vida. Los detalles los irá desgajando la investigación.