Mamy Blue, bar en el que tuvo lugar la pelea

Mamy Blue, bar en el que tuvo lugar la pelea

Reportajes

Cinco mujeres dan una brutal paliza a un hombre que agredió a una de ellas en Oviedo

  • El joven de 25 años, tras empujar a una de ellas en un bar, fue contestado con cortes y magulladuras producidos por el vidrio de una botella y un vaso.
  • Sobre las tres de la mañana fue trasladado al Hospital Central de Asturias, donde le pusieron seis grapas en la cabeza.

Cinco mujeres dieron el sábado una paliza a un joven de 25 años tras una trifulca en un bar de Oviedo. El herido, que fue trasladado al Hospital Universitario Central de Asturias, presentaba magulladuras y cortes en la cara producidos por el vidrio de un vaso y una botella.

Según testigos que presenciaron los acontecimientos, el joven ovetense, tras discutir con una de ellas y terminar empujándola, obtuvo la represalia del resto de amigas. Los servicios sanitarios y una patrulla de la Policía Nacional no tardaron en llegar al número ocho de la calle Canóniga, bar del Oviedo Antiguo al que habían acudido para disfrutar de la noche del sábado.

La Nueva España cuenta que D.P.O. (iniciales del herido) estaba molestando a una de las chicas y que ella contestó dándole la espalda. La reacción de otra amiga, "con una leve bofetada o un toque en su flequillo", fue lo que supuestamente motivó el primer empujón del joven y originó la pelea.

Tras varios golpes y cortes producidos por un vaso de sidra y una botella de cerveza, logró zafarse de la marabunta con la ayuda de un amigo. No obstante, las agresiones siguieron, ya que D.P.O. les lanzó desde la lejanía otra botella, según contaron las personas que presenciaron el acto. Otro grupo de jóvenes, ajenos a la pelea, consiguió sacar al chico de 25 años del bar. Al parecer, se habían identificado como agentes de la Policía Local de Oviedo fuera de servicio.

Sobre las 3 de la mañana fue llevado en ambulancia al HUCA. El joven, con seis grapas en la cabeza, contó al llegar al hospital a sus familiares que "no veía nada" porque, supuestamente, le habrían rociado la cara con un spray de pimienta. Según detalla el medio asturiano, el asunto seguramente se traslade a los juzgados.