Cynthia, la protagonista de la surrealista historia

Cynthia, la protagonista de la surrealista historia E.E.

Reportajes

Venganza en Mercadona: a una clienta le roban 20 euros y ella le quitó la compra a la 'ladrona'

  • Una clienta canaria del famoso supermercado narra en su Facebook la cómica situación que vivió a la hora de pagar: la historia se hace viral. 
  • "Y aquí estoy tomándome una copita de vino a su salud", dijo la protagonista, quien, horas más tarde, confesó que era un chiste.

Surrealismo en estado puro en la caja de un Mercadona canario. La joven Cynthia Rosario López ha narrado en redes sociales -y ya se ha hecho viral- la situación que aparentemente le tocó vivir hace unos días en el supermercado más famoso de España, cuando al pagar se le cayó un billete de 20 euros al suelo y otra clienta se lo robó: "Lo que se encuentra en el suelo es de quien se lo encuentra". Lo que nunca pensó la ladrona sería la venganza que para ella tenía preparada la dueña del billete de la discordia.

Tal y como la misma Cynthia ha relatado a través de un vídeo en Facebook, se encontraba en la cola para pagar la compra cuando un billete de veinte euros se le cayó al suelo. Fue en ese momento cuando la mujer estaba delante de ella se percata de que el billete estaba en el suelo y se agachó para cogerlo. "Cuando voy a darle las gracias y estiro la mano para que me los dé, me dice lo que se encuentra en el suelo es de quien se lo encuentra y se fue andando", explica ante la cámara.

"Miré a la persona que estaba detrás de mí y estaba en shock igual que yo... le digo: ¿me has visto cara de cajero automático? ¡Dame mis 20 euros! y se va andando", prosigue.

Y aquí empezó la venganza de Cynthia quien decidió seguir a la mujer hasta el aparacamiento del supermercado. "Cuando llegó a su coche puso sus bolsas en el suelo para abrir el maletero. En este punto yo ya estaba muy mosqueada, así que decidí seguir su estúpida regla de lo que se encuentra en el suelo es de quien lo encuentra". "Cogí sus bolsas y me fui", sentencia. 

Ya luego dentro de su coche vio lo que había en las bolsas: cuatro filetes de ternera, dos filetes de salmón, una buena selección de quesos, leche, huevos, tres latas de atún y, lo mejor, dos botellas de vino tinto.

"Pensé, GUAU, no está mal por 20 euros. Y aquí estoy tomándome una copita de vino a su salud". Al final, horas más tarde, Cynthia ha admitido que únicamente se trataba de un chiste. Parece que esta mujer canaria ha decidido adelantar el día de los inocentes.