La vida normal de la chica violada en San Fermín: retorno a la universidad, viajes y amigas

La vida "normal" de la chica violada en San Fermín: retorno a la universidad, viajes y amigas

Reportajes

Las tres falsedades del colectivo "lila" contra El Español sobre la víctima de 'La Manada'

Este medio ni ha publicado una imagen de la chica que denunció la violación en San Fermín, ni ha informado de la carrera que estudia ahora, ni ha "cercado" su dirección como ha difundido un grupo próximo a Podemos.

Después de que la Policía Nacional informase en la tarde de este miércoles que agentes del cuerpo de Ciberseguridad están analizando si se han difundido por Internet datos personales de la víctima de La Manada, un colectivo feminista próximo a Podemos -Andrea y Lunes Lila- han señalado a través de un comunicado la "irresponsabilidad" de algunos medios de comunicación y, en concreto, EL ESPAÑOL, de publicar información privada de la víctima. Unas acusaciones que son rotundamente falsas.

Queremos señalar directamente a esos medios de comunicación, a sus responsables y los redactores que han estado detrás de estos “reportajes”, si podemos llamarlos así. En primer lugar, al diario El Español, dirigido por Pedro J Ramírez y a la información firmada por su redactor Andrós Lozano. En la información, publicaban datos tales como una fotografía de espaldas de la víctima, la universidad en la que estudia y la carrera que cursa. Sólo estos datos han facilitado la publicación de la matrícula universitaria de la joven en dos portales de foros en Internet. Esta la acusación que vierte sobre este medio el citado colectivo feminista navarro.

EL ESPAÑOL desmonta las tres falsedades en las que se basa el colectivo para atacar la labor periodística realizada por este medio desde que en julio de 2016 se conoció que una joven había denunciado una presunta violación en San Fermín. 

1. La fotografía

En el comunicado emitido, que se refiere concretamente al reportaje publicado por este medio con el título La vida "normal" de la chica violada en San Fermín: universidad, viajes y amigas, se puede leer, textualmente, "en la información publicaban datos tales como una fotografía de espaldas de la víctima". Falso. La imagen que ilustra esta información es, precisamente, una ilustración realizada al modificar mediante un editor gráfico una fotografía real de tres jóvenes anónimas obtenida de un banco de imágenes gratuito. Pero ni mucho menos es la chica de la que abusaron en San Fermín.

2. La Universidad

El colectivo feminista también denuncia que EL ESPAÑOL ha revelado datos tales como la universidad en la que estudia y la carrera que cursa en la actualidad, información que este medio poseía y decidió omitir. En una de las informaciones de este diario -que desde un primer momento se ha dedicado a contar el historial completo de los cinco de La Manada condenados a nueve años por abuso sexual- se cuenta que cuando la joven fue víctima de los sevillanos, acababa de dejar el instituto y empezaba sus estudios universitarios en una conocida universidad madrileña. Al poco tiempo, abandonó sus estudios en ese centro.

3. La vivienda

En el texto del colectivo feminista difundido por redes sociales también se puede leer que este medio ha dado "información sobre el barrio en el que vive la joven" cercando su dirección "a apenas unas calles”. No es así. En un reportaje de EL ESPAÑOL publicado el 23 de julio de 2016 y titulado De cómo "Joselito el Gordo" se convirtió en 'El Prenda', ultra Biri y violador de San Fermín -sólo dos semanas después de la detención de los cinco miembros de La Manada- se explica que este medio intentó contactar con la víctima a través de sus padres, que tienen una casa “a pocos minutos andando” del antiguo estadio Vicente Calderón. Ni siquiera se dice el nombre de una intersección o una avenidas próximas.

En otras de nuestras informaciones se hacía referencia a la residencia de la chica como a que estaba situada “en el entorno” del antiguo estadio del Atlético de Madrid o próxima a la M-30. En ningún momento EL ESPAÑOL “cerca" su dirección "a apenas unas calles”. Para contextualizar, en una decena de calles de ese barrio madrileño vivan tanta gente o más que en Pozoblanco (Córdoba), un pueblo de 17.300 habitantes, de donde es la otra chica de la que abusó presuntamente La Manada.

Una de sus representantes, con los agresores de Alsasua

Resulta cuanto menos curioso que una de las representantes más destacadas de este colectivo sea la parlamentaria navarra por Podemos María Teresa Sáez, quien preside y coordina desde 1991 el servicio de atención a la mujer ANDREA y es “miembra” -así lo recoge en su propio perfil oficial del Parlamento- de Lunes Lilas.

María Teresa Sáez ha participado en concentraciones a favor de la excarcelación de tres de los ochos acusados de propinar una paliza a dos guardias civiles y a sus respectivas parejas en un bar de Alsasua. En una ocasión portaba una pancarta con el lema "Oihan, Adur era Jokin Askatu”. Traducido: Libertad para Oihan, Adur y Jokin (los únicos que están en prisión provisional).

En estos momentos se está celebrando en la Audiencia Nacional el juicio sobre lo ocurrido en Alsasua. Sin que se haya conocido siquiera la sentencia, Sáez ya se posiciona en favor de los presuntos agresores, obviando de ‘facto’ que dos de las víctimas de la presunta agresión son mujeres.

Nombre falso

Durante todos estos meses, EL ESPAÑOL ha estado utilizando el nombre de María para referirse a la víctima de San Fermín. Se trata, como siempre hemos señalado, de un nombre falso. La chica no se llama así. Y nosotros se lo hemos advertido a nuestros lectores. Otros medios han usado la letra inicial acompañada por un punto.

EL ESPAÑOL es el único medio de comunicación del país al que le ha concedido una entrevista la joven que denunció abusos sexuales de La Manada en Pozoblanco. Aquí dejamos el enlace. Juzguen ustedes quién está con las víctimas.