El llamado caso Diana Quer da sus primeros pasos en el escenario judicial tras la detención de su asesino confeso, Enrique Abuín Gey, más conocido como El Chicle: además del criminal, su mujer Rosario también figura como investigada (lo que antes se conocía como imputada). Además, hay indicios que apuntan a un posible delito sexual.

"Se desprende la existencia de nuevos elementos fácticos que corroboran los indicios anteriormente existentes respecto a la posible comisión de un delito de detención ilegal, existiendo asimismo indicios de la comisión de un delito de homicidio o asesinato, al haber sido hallado un cadáver que correspondería a la persona desaparecida, existiendo igualmente indicios respecto a la posible comisión frente a la misma de delitos contra su libertad sexual", reza la resolución.

La madre de Diana Quer presenta una acusación particular aparte de la que ha presentado la fiscalía.

"No puede ser descartada en el momento actual la participación en los mismos de su esposa, resultando por tanto ambos investigados en la presente causa", añade el texto.

Las actuaciones remitidas al Juzgado de Instrucción nº1 contienen también las investigaciones desarrolladas respecto a un segundo hecho que habría ocurrido el 25 de diciembre de 2017, cuando El Chicle intentó secuestrar a otra mujer en Boiro

Se acuerda también la declaración en calidad de testigos de dos personas.

La reapertura del caso

El juzgado de instrucción número uno de Ribeira (A Coruña) ya ha reabierto la instrucción del caso Diana Quer, archivado el pasado abril.

El 19 de ese mes, el juzgado decretó el archivo provisional del caso debido a la "falta de indicios", pues no se podía dirigir la causa contra "alguna persona determinado", recuerda la agencia Efe.

Aunque el magistrado veía necesario "continuar la investigación", optó por cerrar la vía judicial mientras la Guardia Civil continuaba las pesquisas.

El hallazgo del cadáver de la joven desaparecida el 22 de agosto de 2016 en A Pobra do Caramiñal (A Coruña) este fin de semana en Rianxo y la detención de José Enrique Abuín Gey, alias El Chicle, llevan ahora al juez a reabrir la instrucción.