Miguel Ángel y Pilar llevaban casados desde el año 2000.

Miguel Ángel y Pilar llevaban casados desde el año 2000.

Reportajes

Drogas y Red Bull, así iba 'El Terre' cuando mató al novio de su mujer en Medina del Campo

La defensa apunta la tesis del trastorno mental transitorio a causa del estrés y del consumo de estupefacientes.

El convencimiento de que se iban a llevar a su hijo, el estrés ante las dificultades por las que atravesaba su matrimonio y el consumo de drogas y bebidas estimulantes son las causas esgrimidas por Miguel Ángel López Galván para tratar de justificar la violencia con la que el pasado día 27 de diciembre acometió con un cuchillo de cocina al compañero de trabajo de su esposa cuando ambos se personaron en el domicilio de los abuelos paternos del menor.

Esa es al menos la versión ofrecida por 'El Terre', vocalista del grupo de música heavy 'Kain', durante su comparecencia el pasado día 29 de diciembre ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Medina del Campo, antes de que contra el mismo fuera dictado auto de prisión provisional comunicada y sin fianza por un presunto delito de homicidio que desde entonces le mantiene entre rejas en el Centro Penitenciario de Valladolid.

En su declaración, a la que ha tenido acceso Europa Press, el detenido mantiene que perdió el control cuando la noche del 27 de diciembre su esposa, Pilar V.V, y el fallecido, José Manuel Gutiérrez, compañeros de trabajo en una empresa de fundición de metales en Matapozuelos, acudieron al domicilio de sus padres, sito en el número 16 de la calle Pozo de Medina del Campo, para llevarse a su hijo de 9 años.

El presunto homicida relata que en un momento dado, cuando su mujer, la víctima y él se encontraban en la cocina, se inició una discusión a gritos porque los primeros pretendían llevarse al menor y fue cuando perdió el control, cogió en la mano algo que había sobre la mesa -sostiene que no sabía siquiera que fuera un cuchillo- y se abalanzó sobre José Manuel Gutiérrez García con el único propósito de que se marchara de casa, pero sin su hijo.

"Agresor y víctima cayeron, no sabe si contra la pared o al suelo, y que seguido su esposa y José Manuel salieron de la casa. Fue entonces cuando se percató de que tenía manchas de sangre en la mano", explica la defensa de 'El Terre', quien durante su interrogatorio en sede judicial alegó que reaccionó de este modo, sin querer herir ni mucho menos matar a la víctima, al encontrarse desde hacía tiempo soportando una situación de estrés ante las dificultades por las que atravesaba su matrimonio y debido igualmente a la ingesta de drogas, cocaína y marihuana, y los cuatro Red Bull que tomaba a diario.

Esta situación es la misma que, según la defensa, había provocado que el detenido causara baja durante varios día en la empresa de informática de Medina del Campo en la que trabaja.

Tiempo para replantear la situación

El defensor del detenido, que plantea un posible estado de trastorno mental, esgrime que los hechos no pueden enmarcarse en un caso de malos tratos o de violencia de género y que no es cierto que su patrocinado y su esposa, vecinos de Pozaldez, hubieran iniciado un proceso de divorcio.

"La mujer le había planteado un tiempo para pensarse la situación y ambos habían acudido a un psicólogo de familia de Medina del Campo. No había denuncias de malos tratos ni tampoco se trata de un caso de celos, ya que Miguel Ángel desconocía qué relación había entre su mujer y el fallecido", añade el letrado de la defensa que defenderá los intereses de 'El Terre' en el correspondiente juicio con jurado popular.

Se está a la espera de determinar cuál fue el arma homicida. Inicialmente, la Policía halló en el escenario del crimen el mango roto de un cuchillo y en la basura la hoja del mismo, si bien las dudas planteadas respecto de que sea verdaderamente el arma blandida por el detenido motivaron un nuevo registro en el que se intervino un segundo cuchillo extraído de un taco de la cocina.