El Español
Vivir

Las 10 mejores excursiones desde A Coruña en un día

¿Vives en A Coruña y dispones de 24 horas para romper con la rutina? Te proponemos las mejores excursiones de un día a menos de una hora en coche desde nuestra ciudad
Ruta de Vilasantar
Fuente: Turismo de Galicia
Ruta de Vilasantar
Ofrecido por:

Para desconectar, para hacer planes en familia o con amigos, para conocer esos lugares a los que nunca has ido aunque los tienes a un tiro de piedra de casa. Muy cerca de A Coruña, sin emplear más de 60 minutos en coche en el desplazamiento, te esperan ciudades con historia, pequeños pueblos pintorescos, parques naturales, monasterios medievales, playas paradisíacas y cascadas de cuento.

1. Santiago, el mejor plan de un día desde A Coruña

Vistas de Santiago (Fuente: Shutterstock)

Es impensable hacer una recopilación de este tipo en la que no esté Compostela. Con un casco viejo lleno de historia y grandes monumentos, Santiago nunca decepciona por muchas visitas que se le hagan. 

Final del Camino y punto de encuentro de peregrinos llegados de todo el mundo, su Praza do Obradoiro es un hervidero, siempre llena de gente ansiosa de contemplar una de las fachadas más bonitas de su imponente catedral. 

En Santiago hay planes para todos los gustos: museos (Museo do Pobo Galego, Museo da Catedral, San Martiño Pinario...), parques (¿quién no ha paseado por la Alameda entre las Marías y Valle-Inclán?) o miradores (Monte do Gozo, Monte Pedroso...). Para comer, adéntrate en sus calles menos turísticas o dirígete al espectacular Mercado de Abastos, el segundo lugar más visitado de la ciudad después de la catedral

Si llueve, cobíjate en algún café histórico o bajo sus soportales. Y déjate llevar por el embrujo de este lugar único en el mundo que surgió de un “campus stellae”. 

2. Padrón, cuna de grandes escritores

Panorámica de Padrón (Fuente: Shutterstock)

Aunque los famosos pimientos son de Herbón, seguro que has escuchado alguna vez la frase “Pementos de Padrón, uns pican e outros non”. Pues en Padrón, además de comer pimientos, se pueden hacer mil cosas más. 

Como recorrer la Ruta Rosaliana en busca de los lugares relacionados con la escritora Rosalía de Castro, nacida en Padrón. O acercarse a la figura de Camilo José Cela, otro ilustre personaje nacido en la localidad: la Fundación Cela creó aquí un gran museo con manuscritos y objetos personales del escritor y Marqués de Iria Flavia para conocer a fondo su obra. 

Recorrer el casco antiguo, visitar su jardín botánico, pasear “a las orillas del Sar”, como cantaba Rosalía o subir a la ermita de Santiaguiño do Monte son otras de las cosas que se pueden y deben hacer en Padrón. 

Padrón respira historia. No en vano aquí fue donde arribaron los restos del Apóstol Santiago a Galicia en su viaje desde Palestina.

3. Malpica, la perla de Bergantiños

Panorámica de Malpica (Fuente: Turismo de Malpica)

La Comarca de Bergantiños cuenta con muchos atractivos, entre ellos su población más representativa, Malpica. Cuando llegues a Malpica te cautivará la estampa del pueblo sobre la playa, su puerto y sus pintorescos barrios marineros. Una imagen algo caótica, sí, pero muy representativa de lo que es un pueblo de Costa da Morte dedicado al mar. 

En Malpica puedes ir a la playa, disfrutar de sus maravillas gastronómicas con vistas al mar, caminar hasta la ermita de Santo Hadrián y disfrutar de las Islas Sisargas o vivir un mágico atardecer en Punta Nariga. ¡Casi mejor hacerlo todo! Tú eliges.

4. Cabana de Bergantiños, la capital del megalitismo gallego

Dolmen de Dombate (Fuente: Turismo de Galicia)

Sin abandonar Costa da Morte ni Bergantiños nos plantamos en Cabana para disfrutar de uno de los municipios menos aprovechados de la zona. Sólo por contemplar el Dolmen de Dombate, principal reclamo turístico del municipio, ya merece la pena ir hasta Cabana. Esta tumba neolítica declarada Bien de Interés Cultural está considerada “la catedral del megalitismo gallego”.

En Cabana también encontrarás otra de sus joyas arqueológicas: el Castro de Borneiro, un emplazamiento de la Edad de Hierro muy bien conservado al que se puede acceder por libre. Junto a él, un merendero a la sombra permite hacer un picnic y continuar después la ruta hasta alguna de sus playas (Rebordelo, San Pedro...). 

Recorrer la Senda do Río Anllóns o contemplar su desembocadura desde el reciente Banco dos Picotiños son dos planes que debes apuntar en la agenda si viajas a la Comarca de Bergantiños. 

5. Laxe y su arenal en forma de media luna

Arenal de Laxe (Fuente: Turismo de Galicia)

La idílica playa urbana de Laxe con su forma de media luna y la Lagoa de Traba con su riqueza medioambiental son dos motivos más que suficientes para acercarse a Laxe, aunque sea en visita de un día. Pero el municipio ofrece mucho más, con su gran riqueza arqueológica encabezada por los Petroglifos de Pedra Xestosa, el increíble mirador de Punta de Laxe y la famosa Praia dos Cristais

Todos estos atractivos han hecho de Laxe una de las villas más turísticas de Costa da Morte. Además Laxe es una perfecta base para explorar otros lugares próximos, como Camelle y Arou, Vimianzo o Ponteceso.

6. Pontedeume y Fragas do Eume

Fragas do Eume (Fuente: Turismo de Galicia)

Otro clásico entre las excursiones desde A Coruña en un día son las Fragas do Eume. Es uno de los parques naturales más visitados de Galicia, pues conjuga a la perfección numerosas rutas de senderismo, el encanto de su naturaleza a pie de río y el patrimonio de sus monasterios medievales

La opción más socorrida es hacer el Camiño dos Encomendeiros que finaliza junto al Monasterio de Caaveiro. Miradores de vértigo al cañón del Eume, pequeños saltos de agua y una vegetación frondosa propia del Jurásico son algunos de los muchos encantos que nos regala este parque de imprescindible visita. 

Al finalizar la ruta, una parada en Pontedeume, una localidad que destaca por su bello casco histórico lleno de referencias a las familias señoriales que antaño la habitaron. 

7. Monasterio de Sobrado dos Monxes y Vilasantar

Monasterio de Sobrado (Fuente: Turismo de Galicia)

El Concello de Sobrado está apostando por el turismo, restaurando el claustro de su monasterio y ofreciendo visitas guiadas para poner en valor el patrimonio natural y cultural que pasan por sus principales reclamos: el monasterio y la laguna de Sobrado, la Carballeira de la Casa do Gado y el campamento romano de Ciadella

Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el Monasterio de Sobrado es hoy parada y fonda del Camino de Santiago y uno de los principales ejemplos de conventos medievales de Galicia. Lo acompaña la gran laguna artificial construida por los monjes a principios del s. XVI con aguas del Tambre para abastecer de agua corriente a las cocinas y molino del conjunto monástico.

Si quieres completar tu jornada viajera, muy cerca está el Concello de Vilasantar, con una de las rutas senderistas más famosas y bonitas de la provinicia coruñesa: la Ruta dos Muiños do Río das Gándaras, de pequeño recorrido y baja dificultad. 

8. Melide y la Fervenza de Toques

Casco histórico de Melide (Fuente: Turismo de Melide)

A menos de una hora en coche, como las anteriores propuestas, Melide destaca por su patrimonio arqueológico, pues en el municipio se han encontrado numerosos castros de la Edad de Hierro e importantes objetos que hoy se exponen en el museo de la localidad. La villa de Melide también alberga muestras de monumentalidad como iglesias, pazos barrocos y fuentes dignas de reseñar. 

Su incesante paso de peregrinos, por ser cruce de los Caminos Primitivo y Francés, convierte a Melide en centro del movimiento cultural de la comarca que, unido a su exquisita gastronomía formada por pulpo y queso artesanal, hacen de este municipio coruñés una perfecta y completa excursión de un día desde la ciudad de A Coruña. 

A 15 minutos en coche de Melide está la Fervenza de Toques, conocida también como Fervenza das Brañas, que bebe del río Furelos y tiene una altura de 40 metros. Su caída es espectacular, sobre todo en época de lluvias que es cuando puede verse en plenitud. La fuerza del agua es tal que para aprovecharla hay un antiguo molino a los pies de la cascada, conocido como el "Muiño da Fervenza"

9. Villa de Cedeira y playas de Valdoviño

Villa de Cedeira (Fuente: Shutterstock)

Tirando hacia el norte, hacia Ferrolterra, nos vamos hasta una villa con sabor a marisco. Cedeira. El puerto de Cedeira sobresale por los mariscos que se recogen en las playas de Arealonga y Cedeira, pues la pesca y el marisqueo representan dos de los principales motores de una villa que ha vivido durante siglos frente al mar. Así pues, no olvides saborear una buena mariscada, como en cualquier pueblo marinero gallego que se precie de serlo. 

Y si te gusta la temática marinera, visita el Museo Mares de Cedeira no te dejará indiferente ante las duras condiciones de vida de los pescadores de esta ría. 

Pero Cedeira no es sólo puerto. La desembocadura del río Condomiñas parte en dos la localidad, dejando su casco histórico en el margen derecho y los barrios de construcción más reciente en el izquierdo. En su núcleo histórico encontramos numerosas casonas señoriales con sus escudos nobiliarios, además de la Iglesia de Santa María del Mar del siglo XV y del Castillo de la Concepción, este último al final del puerto en Punta Sarridal. 

Una mañana en Cedeira se puede completar con un paseo por alguna de las playas de Valdoviño como las de Vilarrube, la surfera Pantín o el espacio natural protegido de A Frouxeira. 

10. Lugo y sus restos romanos

Mural de Julio César en Lugo (Fuente: Diego As)

Una de las grandes siete ciudades gallegas que tenemos a justo 100 kilómetros de A Coruña y una hora de coche. Lugo exhibe, orgullosa, las huellas de su pasado romano, impresas en la Muralla que la rodea, Patrimonio de la Humanidad, en las termas o en su puente romano

Pasear por sus calles es tropezar con tesoros arquitectónicos como su catedral y artísticos como la talla medieval de la Virgen de los Ojos Grandes

Para recuperar fuerzas, nada mejor que hacer otra ruta, esta vez gastronómica, de tapas y vinos, por su animado casco histórico, el remate perfecto a una intensa jornada descubriendo la ciudad de la muralla. 

Y no olvides una de las mejores muestras de arte urbano del mundo: el mural de Julio César frente a la muralla. 

Emma  Sexto

Un mundo infinito

Vivir